Páginas vistas en total

miércoles, 28 de agosto de 2013

EPP CRITICA AL MINISTRO DEL INTERIOR LIBERAL DE LOS COLORADOS

Francisco de Vargas, Ministro del Interior del capomafioso número 1 del Paraguay es el guachito liberal de los colorados. 
Cuentan que cuando guachito era niño, más se le conocía como kure ra'y. Mientras su padre, Pancho de Vargas, se infiltraba en los círculos de lucha contra la dictadura como pyrague de Stroessner, el guacho usaba como capa una bandera norteamericana y jugaba a ser supercerdo. Desde niño mostró aficción por todo lo que era yanqui. Soñaba con convertir al Paraguay en una estrella más de la bandera estadounidense. Se siente avergonzado de ser paraguayo. En las noches, contempla el cielo, mira hacia el norte y maldice todo lo que es paraguayo. Solo su sometimiento absoluto a la embajada norteamericana ha hecho posible su nombramiento como Ministro de Interior. Da risa escucharlo decir que el EPP atenta contra la soberanía nacional. La soberanía que ataca el EPP es la del capital y la del imperio. En el EPP luchamos por liberar nuestra patria de las garras de la burguesía y el imperialismo. Quienes como el guacho de Vargas buscan mantener el dominio de los capitalistas y de los imperialistas en nuestra patria son quienes atentan a diario contra la soberanía nacional. ¿Acaso puede hablarse de soberanía cuando una potencia extranjera nombra ministros, jefes, militares, fiscales o director de la Senad? ¿Pueden hablar de soberanía quienes están ofreciendo a diario las riquezas de nuestra nación al capital extranjero?. Defender los latifundios de los brasileños nunca jamás podrá ser una defensa de la soberanía nacional. Modificar las leyes para enviar a los militares a defender las vacas, los sojales, los latifundios, los matones de los brasileños no es defender la soberanía guacho de Vargas. El EPP atacando al capital transnacional está defendiendo la soberanía del Paraguay.
Quienes modifican las leyes para enviar más fuerzas represivas contra el EPP, quienes defienden la propiedad privada latifundista de los extranjero están defendiendo la opresión nacional, jamás la soberanía nacional. Ante la derrota completa de su policía en manos del EPP, el cerdo guacho de los colorados y su jefe capomafioso pidieron auxilio hasta a los espíritus de las fuerzas reaccionarias muertas. Violando normas constitucionales, los parlamentarios cambiaron aceleradamente las leyes para convertir legalmente a las fuerzas armadas en una fuerza de ocupación al servicio del capital extranjero. Los olvidados del Paraguay son los enemigos de la patria burguesa y hay que eliminarlos. Por suerte, los olvidados somos muchos. La tarea no tendrá fin. Las fuerzas militares convirtieron a los policías en pokyra'i a su servicio. Pero aún querían sumar más fuerzas, pusieron en práctica el viejo dicho popular de:jahapaguasu he'i okyhyjeva( vámonos todos, dice quien tiene miedo). El guacho azul de los colorados, el agente de la DEA Luis Rojas y el politiquero fiscal general Díaz Verón lanzaron cataratas de mentiras acerca de un nexo del EPP con el narcotráfico. Mentiras repugnantes, propaganda negra para justificar la participación de la Senad en la Fuerza de Tarea Conjunta contra el EPP, el único y verdadero Ejército del Pueblo Paraguayo. Sí éstos badulaques quieren perseguir al mayor narcotraficante deben ir a apresar al jefe de todos ellos, al capomafioso número 1, a Horacio Cartes. La soberanía nacional solo podrá ser restablecida con la victoria del EPP sobre las fuerzas antipopulares y lacayas del imperio. ¡Viva el EPP! ¡Mueran los enemigos del pueblo y de la patria!.