Páginas vistas en total

domingo, 7 de abril de 2013

Las FARC se lanzan a la reconquista del INDI

Colaboradores paraguayos de la guerrilla colombiana de las FARC quieren volver al INDI, y para colmo, los apoya la prensa ultraderechista
Nunca deja de sorprender la flaca memoria de algunos medios impresos de Paraguay, que con frecuencia olvidan lo que publican y a veces dan versiones contrapuestas sobre hechos y personas, a veces inclusive en el mismo día en dos secciones diferentes.


Un ejemplo reciente es el del abogado Oscar Ayala, a quien esta prensa acusó en su momento de complicidad con presuntos secuestradores, a su vez relacionados con la guerrilla colombiana de las FARC. Desde entonces Ayala es conocido por sus vinculaciones con Juan Arrom y Anuncio Martí, hoy refugiados en Brasil y acusados de haber participado de secuestros en Paraguay. Incluso el gobierno considerado "izquierdista" de Fernando Lugo imprimió unos afiches con las fotos de los supuestos secuestradores, generando la indignación de los familiares de algunos de éstos.  Cristina Arrom, hermana de Juan, escribió entonces una carta abierta al cura presidente cargada de furibundas recriminaciones.

Para reforzar sus propias publicaciones, la prensa paraguaya incluso había publicado en su momento intercambio de correos electrónicos entre el grupo de Ayala, Arrom y Martí con las FARC, así como fotografías y manuscritos demostrando esta vinculación.

En el contexto de esas publicaciones el abogado Oscar Ayala fue presentado por el diario LA NACION de la capital paraguaya como "eslabón de la fuga de Juan Arrom"
La Nación citaba entre sus fuentes una nota publicada el 7 de abril de 2003 en el diario ABC, donde se mencionaba que Ayala habría influido en la decisión de la Corte Suprema deJusticia de conceder prisión preventiva a Juan Arrom, facilitando su posteriorfuga al Brasil.

La fuente señalaba que el entonces ministro Raúl Sapena Brugada “habría jugado un fuerte papel para que la situación favoreciera” al supuesto “cerebro” del secuestro de María Edith Debernardi. “El nexo de Sapena sería Modesto Elizeche”, entonces superintendente de Justicia y,anteriormente, abogado de Tierra Viva, donde “un amigo de Elizeche, Óscar Ayala,es asesor jurídico; también lo es de 'Patria Libre', el movimiento político que preside Juan Arrom”, afirmaba el diario..
A lo señalado por LA NACION en esa nota puede agregarse que Oscar Ayala viaja frecuentemente al Brasil, según testimonio recabado por quien escribe, donde se reúne siempre con los refugiados acusados de secuestros en Paraguay.  Nuestras fuentes aseguran que nunca perdió contacto con estos refugiados a quienes lajusticia paraguaya considera prófugos.

La desmemoria del diario ABC color hace que frecuentemente olvide lo que en sus mismas páginas se publicó, y repita libretos redactados por los mismos personajes a quienes en su momento presentó como delincuentes.  En su momento, presentó al denunciante de Rubén Quesnel como cómplice de peligrosos maleantes (http://www.abc.com.py/articulos/oscar-ayala--nuevo-titular--del-indi-fue-abogado-de-la-banda-de-chore-342663.html).

Le recriminaba además haber ejercido la defensa de “La Banda de Choré”, un grupo embrionario de lo que luego sería una guerrilla insurgente,  y haber sido apoderado del Partido Patria Libre.

Curiosamente, esta prensa parece haber olvidado sus propias publicaciones y ha tenido participación en la reciente campaña que buscaba la destitución de Rubén Quesnel, buscando apropiarse de la codiciada silla de presidente del INDI. Es bien sabido que para las ONG que malversan la ayuda internacional esta oficina de asuntos indígenas constituye una verdadera mina de oro y diamantes.
Debe señalarse que sin tener en cuenta todas estas historias, en Diciembre del año 2011, Oscar Ayala  fue nombrado presidente del INDI (Oficina de Asuntos indígenas del gobierno paraguayo) por Decreto 7.928, firmado por el cura presidente Fernando Lugo y refrendado por el entonces ministro de Educación, Víctor Ríos. El nombramiento causó indignación entre las víctimas de secuestros en Paraguay, que alzaron su voz de protesta ante lo que consideraban una afrenta.

Meses después, Lugo sería destituido por mal desempeño de sus funciones y con amplia mayoría de votos entre los congresistas. Poco después Ayala sería reemplazado por Rubén Quesnel, quien quedó  al frente del INDI.

En el marco de la actual campaña electoral que culmina este 21 de abril, la disputa se reavivó debido a la presencia de Oscar Ayala como candidato en las listas de un pequeño grupo testimonial que aglutina algunas ONG que se presentan como “feministas”. Este grupo hizo un débil intento por posicionarse en las preferencias de los electores atacando la administración de Quesnel, con fuerte respaldo de la misma prensa que acusó a Patria Libre de vincularse con las FARC y a sus militantes de haber perpetrado secuestros.  

La misma prensa ultraderechista se convirtió así en firme aliado de las FARC, lanzadas a la reconquista del INDI a través de uno de sus más estrechos colaboradores en Paraguay.  Tal vez esta curiosa alianza haya surgido inspirada en el ejemplo de los diálogos propuestos por el gobierno de Juan Manuel Santos.
Todo parece indicar que ambos bandos han decidido aplicar el viejo refrán de que si no se puede vencer al enemigo, hay  que unirse a él.  Y corroborar con ese contubernio que entre la izquierda y la derecha, ya  sólo existe una comedia. LAW