Páginas vistas en total

sábado, 23 de junio de 2012

Fernando Lugo fue una apuesta fallida de la izquierda





Lo que siempre vaticinamos finalmente sucedió: Un triste personaje de oscuros antecedentes, a quien la izquierda latinoamericana arropó y dio una identidad falsa, acabó por hundirse en la espiral de contradicciones que él mismo generó con su incapacidad de leer el escenario político, y de medir correlación de fuerzas.

Confiado en el respaldo internacional que supuestamente tenía, una y otra vez se lanzó a desafiar e intentar humillar a los partidos políticos del Paraguay, teniendo como únicas armas a unos matones prebendarios y patoteros de las ONG, por demás contradictorios, al presentarse como supuestos izquierdistas siendo en su gran mayoría financiados por la embajada norteamericana.

Lo que sucedió se veía venir, y a pesar de los dramatismos con los cuales intentan algunos medios y gobiernos presentarlos, solo fue el último acto de un gran engaño.

Y más que buscar adjetivar a sus adversarios, la izquierda latinoamericana debería meditar sobre las veces que hizo oídos sordos a quienes advertíamos sobre esta apuesta fallida.