Páginas vistas en total

martes, 1 de mayo de 2012

En Londres, Pérez Esquivel entregó a parlamentarios británicos la carta de los siete Premios Nobel de la Paz por Malvinas

En el día de hoy, Adolfo Pérez Esquivel llegó a Londres para entregar la carta de los siete Premios Nobel de la Paz dirigida al Primer Ministro Británico David Cameron, en la que se le solicita atienda las reiteradas resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas y de su Comité Especial de Descolonización para encontrar, junto a la República Argentina, una solución pacífica a la controversia de soberanía por las Islas Malvinas. Junto a las firmas intercontinentales de Mairead Corrigan Maguire (Irlanda del Norte), Rigoberta Menchú Tum (Guatemala), Desmond Tutu (Sudáfrica), Jody Williams (Estados Unidos), Shirin Ebadi (Irán), Leymah Gbowee (Liberia) y Adolfo Pérez Esquivel (Argentina); se encuentra la adhesión de personalidades como Federico Mayor Zaragoza, Ex Presidente de la UNESCO, Baltasar Garzón, Eduardo Galeano, Ignacio Ramonet, Nora Cortiñas, eurodiputados, representantes parlamentarios de distintas partes del mundo, religiosos, historiadores, juristas, periodistas, personalidades del arte, organismos de derechos humanos, etc. VER TODAS LAS ADHESIONES REUNIDAS POR EL COMITÉ INTERNACIONAL POR LA RESOLUCIÓN PACÍFICA DEL CONFLICTO DE MALVINAS. Ante la negativa a ser recibido por parte de David Cameron, Pérez Esquivel dejó la documentación en manos de parlamentarios británicos y expresó, en diálogo con medios británicos, su preocupación por la postura oficial de “no diálogo”, aclarando que “esta no es una iniciativa contra el Gobierno Británico sino que es una campaña para que el diálogo derribe los muros de la intolerancia. Ya que siempre se pueden encontrar alternativas”. Por la tarde, el Premio Nobel tuvo distintos encuentros con organizaciones sociales británicas, miembros del parlamento nacional y finalizó dando una conferencia en la Universidad de Londres sobre la situación Argentina y sus desafíos junto a la coordinadora de Jubileo Sur, Beverly Keene. En 1982, cuando comenzó el conflicto armado, el Premio Nobel de la Paz Argentino, junto a su par británica, Mairead Corrigan Maguire, iniciaron una campaña internacional para detener la guerra y salvar vidas en oposición a la actitud de ambos gobiernos. Le enviaron una carta a la Primer Ministro Margaret Tatcher, junto con otras organizaciones, pero la respuesta del Gobierno británico fue impedir la entrada del Premio Nobel argentino al Reino Unido.