Páginas vistas en total

domingo, 24 de octubre de 2010

FERNANDO LUGO, FALSIFICADOR DE ADN


Dice el humorista Woody Allen que una de las dificultades para probar que existe vida en otros planetas es que para corroborarlo debe hallarse ácidos nucleicos a siderales distancias de nuestro planeta, y tales sustancias no son muy sociables pues ni siquiera se dejan ver en las fiestas.
La apreciación también puede aplicarse al ADN del cura Fernando Lugo, dado que para afrontar una demanda por paternidad irresponsable exigió que se le extraigan las muestras en la misma residencia presidencial, rodeado de un ejército de matones y adulones.

El resultado previsible es que el itinerario de las muestras, extraídas en una sola vez y enviadas a tres laboratorios diferentes, constituya un enigma tan insondable como el de la desaparición de los dinosaurios.

Fernando Lugo falsificó ADN, acusan
Una de las mujeres que demanda al cura presidente Fernando Lugo por paternidad irresponsable, para agravar más la situación y magnificar el escándalo, ahora lo acusa de haber falsificado las pruebas de ADN.
El hecho no sería insólito en un país como Paraguay, considerado entre los más corruptos del mundo.

Incidente procesal
Hortensia Morán solicitó ayer la nulidad de la prueba de ADN realizada al presidente de la República, Fernando Lugo, en el marco del juicio de filiación que promovió contra el Mandatario. A través de un escrito presentado por el abogado Aurelio Servín Ramírez, la demandante alega que el resultado del estudio está en duda porque pudo ser alterado como consecuencia de la quimioterapia que realizó Lugo, días antes de que se le tome la muestra.
Morán señala como fundamento de su petición un informe presentado por el laboratorio Meyer Lab, que advierte que la quimioterapia practicada al Presidente eventualmente pudo afectar la prueba de ADN.

Mujer pedirá asilo político
La mujer también amenazó al gobierno que en caso de persistir en su intención de demandarla, para iniciar contra ella una persecución judicial, solicitará asilo político a una embajada extranjera.
Sería la primera vez en la historia que una ex amante de un presidente paraguayo recurre a tan extrema medida.

Consumado falsificador
La falsificación es una de las vocaciones natas del cura-presidente y su entorno. Primero falsificó su filiación a la izquierda y al socialismo del siglo XXI para ganar notoriedad. Tambien falsificó una reputación de referente moral, papel que ya no le cuadra luego de sus escándalos por pederastia clerical y otros enredos de faldas.

También se disfrazó de nacionalista repitiendo hasta el hartazgo que defendería la soberanía del país, sin embargo, pocos gobiernos han tenido una actitud tan entreguista ni han claudicado tanto a las presiones del poder mundial como el suyo.

Uno de los nombrados por su gobierno, David Yinde, falsificó actividades en el interior para embolsar viáticos de la DINATRAN, y su secretario de emergencias Camilo Soares falsificó facturas de un hotel en el extranjero con el mismo objetivo, y no citamos más ejemplos pues sería redundante.

Desgraciadamente para quienes depositaron sus votos en él y sus secuaces, la falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando notaron el engaño ya fue demasiado tarde.