Páginas vistas en total

lunes, 12 de diciembre de 2011

Fernando Lugo viola DDHH, dicen víctimas de Stroessner

Por Dionisio Arce Jara

Fuente: http://www.cuartopoder.info/2011/12/victimas-del-stronismo-dicen-que-lugo.html

El 24 de noviembre de 2011 se realizó en el local del Consejo Nacional de Deportes el “Aty Guasu, tesarái rangue, mandu'a añete”, cuyo objetivo fue evaluar el nivel de cumplimiento, por parte del gobierno del presidente Fernando Lugo, de las recomendaciones de la Comisión de Verdad y Justicia del Paraguay. La mayoría de las personas que acudió a esta cita fue víctima de la dictadura del finado Gral. Alfredo Stroessner (1954-1989).
Se formaron grupos de análisis, por temas, y llegaron a la conclusión que la falta de reforma agraria integral y la no recuperación de tierras malhabidas son graves falencias del gobierno de Lugo y Federico Franco con relación a los derechos humanos del pueblo paraguayo. Julio Belotto manifestó que no existe soberanía territorial paraguaya, ya que la ley de frontera no se cumple, por lo que cada vez más la ocupación de tierras por parte de extranjeros agrava la situación de miles de sintierra.
Además de esto, la mecanización de la producción agraria a nivel empresarial crea más descontento porque no genera mano de obra. A esto se agrega que la mala utilización de agrotóxicos provoca la expulsión de campesinos de sus chacras. Esto hace que los agricultores emigren en el exterior para conseguir trabajo.
Puro promesa
Alberto Alderete, ex titular del Indert, había informado en setiembre de 2008 que “las tierras mal habidas, que representan 7 millones 800 mil hectáreas de las 12 millones entregadas en el marco de la reforma agraria entre 1953 al 2003, pueden ser recuperadas vía judicial”, según información del diario Ultima Hora. Por supuesto, la recuperación de estas tierras terminó en promesa hasta ahora, salvo el hecho de que la Procuradoría General de la República haya iniciado el proceso judicial contra algunos de los que se habían beneficiado de la “reforma agraria stronista”.
Un informe de esta institución, de agosto de 2011, señala que unos 31 casos ya están en poder de la justicia y otros 37 estaban con “diligencias preparatorias (a nivel administrativo) para su reclamo ante el Poder Judicial.
Uno de los grupos, cuyo coordinador fue Ramón Leiva, dijo que la falta de mensura judicial es un problema grave que dificulta la recuperación de las tierras malhabidas. Manifestó que hay toda una “maraña” judicial porque las tierras del Indert (Instituto de Desarrollo Rural, en la época stronista) fueron vendidas dos o tres veces por sobre el derecho de los beneficiarios originales de la reforma agraria.
Por su parte, Ramón Fanego y Santiago Rolón dijeron también que la falta de recuperación de tierras malhabidas es una grave falta del gobierno de Lugo, quien no hace nada porque falta un “grupo de presión” para forzar a los organismos del Estado a actuar contra los mafiosos. Rolón dijo que la falta de tierra en poder de campesinos hace que muchos emigren a las ciudades o al exterior para buscar trabajo o bien se convierten en “motochorros” (ladrones que operan en motos).