Páginas vistas en total

sábado, 27 de agosto de 2011

FERNANDO LUGO SIGUE CLAUDICANDO ANTE LA DERECHA

Aunque algunos pretendan ver en el nombramiento de Carlos Filizzola -personaje con relacionamiento con la embajada de EEUU de vieja data- en el ministerio del interior nuevamente un supuesto "giro a la izquierda" del gobierno de Fernando Lugo, éste sigue claudicando ante la derecha.

Según agencia noticiosa ARATIRI "En Paraguay, el nivel de la lucha de clases hace imposible que los represores enmascaren la represión política y social para frenar el cambio histórico. El resultado es una abierta muestra de las brutales metodologías de la Doctrina de Seguridad Nacional. Por eso, la lucha contra la impunidad de los represores, que llevan adelante los organismos de DDHH se torna crítica para la sociedad paraguaya. La embajada de EEUU tomó nota de la nueva situación, a tal punto que cambió el disfraz de la injerencia en los asuntos internos. La intervención militar estará ahora conducida por un embajador que a diferencia de la anterior es un abogado que opera en el área de “DDHH” en la cancillería de petróleo y pólvora ( significativamente, antes de “servir” en Paraguay, Ayalde, la embajadora eyectada, era la encargada de la USAID en Colombia). Parece que en el futuro las acciones en Paraguay de los militares estadounidenses necesitaran encubrimiento en materia de violaciones a los DDHH. Aún así, no muestran preocupación por los DDHH las acciones en Paraguay de los militares yankees del batallón Organismo de Defensa Continental para el Mantenimiento de la Paz Mundial (ODC.) y las acciones de lobby que 21 generales presentaron en el parlamento en favor de la instalación de bases militares en el Chaco.

En ese contexto, el juez Bonzi de Concepción fue suspendido hoy por el Jurado de Enjuiciamiento por liberar a 14 de los 44 presos políticos acusados falsamente de estar involucrados en las actividades guerrilleras del E.P.P. Muchos de ellos ya están buscando refugio político en el extranjero, dado que en Paraguay, no hay garantías para los DDHH más elementales."


ACATAMIENTO DE LAS ÓRDENES DE LA DERECHA

En realidad el Ministro del Interior “progresista” ordenó como primera medida de su gestión el desalojo de propiedad de Victoria S.A., en beneficio de la empresa ligada a la secta Moon.
El nuevo ministro del Interior, Carlos Filizzola, en una de las primeras medidas como Secretario de Estado, ordenó este viernes a las 16:00 a la Policía Nacional desalojar a los obreros de Victoria S.A. del inmueble que pertenece a la empresa en Puerto Casado.

Sin mediar ninguna orden judicial, el Dr. Filizzola ordenó a la Comisaría de Puerto Casado la salida inmediata de los obreros de la empresa, señaló Roque González Vera, periodista de ABC Color. Cabe recordar que el Dr. Filizzola, siendo parlamentario, fue uno de los primeros en impulsar la ley de expropiación que, en su momento, afectó a esta firma.

El inmueble en cuestión –propiedad de Victoria S.A., en Puerto Casado- es un edificio denominado “Casa Directorio”, que estaba a cargo de personales de la empresa.

Esta orden, sin mediar intervención judicial, hace presagiar que la ultraderecha en el conflicto en Puerto Casado esta vez tendrá apoyo del Ministerio del Interior.

DENUNCIAS POR ABUSO DE AUTORIDAD

De las arbitrariedades, como es de conocimiento público, ni siquiera se salvan las ex mujeres del cura Fernando Lugo.

A través de su abogado Aurelio Servín, Hortensia Morán denunció abuso de autoridad de la policía caminera, que la agredió verbalmente y secuestró por varias horas el fin de semana pasada, violando varios preceptos constitucionales.

Por algunas faltas administrativas menores – no violaciones a normas de tránsito, como publica la prensa amiga- la Policía Caminera intentó despojar de su propiedad a Hortensia, tras demorarla por varias horas de manera injustificada.

Como si se tratara de una peligrosa terrorista, una barrera policial la interceptó en una ruta por la cual circulaba y no contentos con ello, cercaron su automóvil con dos camiones policiales y un ejército de matones. No contentos con ello, Hortensia fue agredida verbal y físicamente por los uniformados, quienes intentaron secuestrar inconstitucionalmente su automóvil por varias horas, sin éxito, debido a la intransigencia de la ex de Lugo en ceder a la pretensión de sus acosadores.

La constitución Nacional garantiza que los ciudadanos deben ser protegidos en su propiedad privada, y que pueden circular libremente por todo el territorio nacional, pero en Paraguay son comunes las barreras policiales impidiendo el paso de ciudadanos en las calles y rutas, rémoras del estado policíaco y dictatorial sufrido en décadas de auge neo nazi. Ahora reverdecen bajo el supuesto gobierno de izquierda y "progresista" del falso teólogo de la liberación Fernando Lugo.