Páginas vistas en total

domingo, 7 de agosto de 2011

FERNANDO LUGO INFILTRADO POR LA GUERRILLA

El gobierno del cura Fernando Lugo no sólo no ha logrado resolver los viejos problemas del Paraguay, como lo reconoce el mismo “obispo amigo” Melanio Medina, sino que le ha agregado nuevos. Es el caso de la guerrilla del EPP, que todos sospechan ha infiltrado varios estamentos gubernamentales


Según el último comunicado de la organización político militar, que incluso ya ha editado su ideario en formato de libro impreso, “La ofensiva militar del gobierno social zoquetero y social traidor de Fernando Lugo contra el EPP ha sido un resonante fracaso. Los gloriosos combatiente del EPP han resistido a pie firme en sus posiciones y han propinado una dura paliza a las tropas dirigidas por el payaso exhibicionista y charlatán de feria Rafael Filizola.
Las fuerzas del ejército, la marina, la aviación y la policía nacional se han ensañado muy especialmente con la población civil de la zona de operaciones. Han maltratado, vejado y humillado a mujeres, ancianos y niños.
Con conductas cobardes y pusilánimes espíritus, los jefes de este fracasado operativo han hecho partícipe a sus tropas de indignas acciones de torturas contra indefensos campesinos.
Nuestro invencible Ejército del Pueblo está más sólido que nunca. Sus combatientes gozan de buena salud y no han sido tocados por las balas enemigas.
A los responsables de las persecuciones de nuestros camaradas presos (jueces, fiscales, directora de penal y demás serviles funcionarios) les decimos que nadie es invulnerable para nosotros, oportunamente la justicia revolucionaria les caerá con su fuerza.
Compañeros:
Sigamos construyendo sin pausa las Milicias Lopistas del EPP para luchar por el único fin digno de ser perseguido, cual es la felicidad y el bienestar del hambreado pueblo paraguayo.”


Balas de salva del obispo amigo


El religioso sostuvo que en tres años de gobierno, Fernando Lugo no logró apartarse del entorno antiguo ya contaminado. Agregó que varias autoridades demuestran sed de poder a toda costa.

En su opinión, "en muchos casos hay retroceso, hay gente que sale de su cargo a pesar de hacer bien las cosas y entra otro con intereses económicos para asumir la política".

Monseñor Medina recordó el caso del Tribunal Superior de Justicia Electoral, organismo que exigió más dinero y contratados a costa de dejar de lado muchos problemas de los ciudadanos. "Para ellos no hay emergencias coyunturales como la crecida del río Paraná, donde los pobladores de la Isla perdieron sus cultivos y viviendas", señaló a modo de ejemplo.

El prelado criticó a los políticos por "enfrascarse en una lucha política, pensando en el 2013" cuando se celebren elecciones presidenciales. Destacó cómo aparecen, en los medios de comunicación, dirigentes que se postulan, otros que se separan y buscan participar "para ver si alcanzan algo".

"Eso ocurre porque no superamos el partidismo, el sectarismo", aseguró, al tiempo que subrayó que los dirigentes buscan un lugar en el Parlamento o tratan de conseguir algún puesto.

"En política todo sería bueno si se hiciera con honestidad pero en estas luchas políticas se habla de corrupción, de compra de conciencia, de ofrecimiento, de declinación de los principios políticos, valores fundamentales como la verdad", afirmó. "Con tal de conseguir algo no importa los medios", apuntó.

El obispo señaló que eso demuestra "una decadencia perjudicial para la ciudadanía que busca una figura que tenga una postura firme y de principios". "Pero los políticos, parece ser, dan el brazo a torcer cuando hay de por medio intereses económicos", consideró.

Popularidad en picada

Las últimas encuestas demuestran que la mayoría de los paraguayos reprueba la gestión del cura Fernando Lugo. Quienes no reprueban sólo le dan un “voto de esperanza”
A pocos días de cumplir 3 años de gestión, la ciudadanía reprobó la gestión del presidente Fernando Lugo, de acuerdo a una encuesta realizada en casi todo el territorio nacional, por la consultora Ati Snead. De la misma forma, la gente vive un sentimiento de entre incertidumbre y pesimismo desde que el ex obispo de San Pedro asumió al poder, el 15 de agosto del 2008. Sigue también marcada la falta de seguridad, como una de las materias pendientes de este gobierno.
De los ciudadanos encuestados entre el 30 de julio y el 5 de agosto, todos mayores de 18 años e inscriptos en el padrón electoral, según la ficha técnica, el 52,1 por ciento (45,2 por ciento malo y 6,9 por ciento muy malo) reprobaron la gestión del jefe de Estado; en tanto que el 44,3 por ciento de los sondeados (4,7 por ciento muy bueno y 39,6 por ciento bueno), dio un voto de esperanza al titular del Poder Ejecutivo, quien llegó al poder luego de 60 años de gobiernos colorados.