Páginas vistas en total

domingo, 22 de mayo de 2011

Chile. HIDROAYSEN: SURGE UNA VERDADERA OPOSICION AL GOBIERNO

Marchas y manifestaciones masivas con la participación mayoritaria de jóvenes en todo el país contra la aprobación de HidroAysén se han organizado en los últimos días. Esta respuesta refleja el gran rechazo que el proyecto de la multinacional Endesa con apoyo del gobierno genera en la mayoría de la población, especialmente en la juventud que asume por un lado una creciente consciencia medioambiental y por otra parte también cuestiona la política depredatoria del gran capital.

Aunque por ahora este rechazo no ponga en peligro la estructura del capitalismo neoliberal sí esta poniendo poco a poco en cuestionamiento y deslegitimando sus bases políticas, abriendo paso a posturas abiertamente anticapitalistas y con ello un potencial enorme para el desarrollo de una consciencia socialista hacia el futuro.



Muchos de los opositores a HidroAysén no quieren ver la hermosa geografía del sur de Chile transformada y destruida con la instalación de represas, ni menos ver como mas de 2 mil kilómetros de líneas eléctricas podrían atravesar varias reservas ecológicas, parques nacionales, humedales, varios ecosistemas y comunidades para que la electricidad llegue a Santiago para despejar la carga y abastecer a la gran minería. Por eso no es solo la nefasta intervención contra la que muchos están luchando y movilizándose en las calles; para miles de personas el proyecto HidroAysen es también la constatación concreta de cómo el gran capital se impone contra la oposición de la mayoría y lo hace a través de SU gobierno que desechando cualquier informe de impacto ambiental, que pudiera interferir en los planes de los grandes capitalistas, por unanimidad aprueba dicho proyecto. No hay que desconocer en todo caso que este proyecto tiene sus orígenes en los gobiernos anteriores, Bachelet y Lagos tienen tanta responsabilidad como Piñera.



A FAVOR DEL SAQUEO



Los grupos económicos locales del negocio eléctrico como la familia Matte y la multinacional española- italiana Endesa del grupo Enersis tienen en el gobierno de Piñera al mejor aliado para que el negocio de la producción de electricidad les siga reportando fabulosas ganancias. Tienen también toda la llamada "institucionalidad" que no es más que las leyes de saqueo que les dio Pinochet y que luego fue legitimada por los gobiernos de la Concertación que con Frei, Lagos y Bachelet las empresas también tuvieron a su favor a esos gobiernos. En estos días el propio Lagos volvió a hablar de la necesidad de que este proyecto se lleve a cabo. El personero que HidroAysén contrató para ser vocero y defender el proyecto es ni más ni menos que un ex funcionario de la Concertación; Daniel Fernández fue designado en la era Lagos y Bachelet presidente de directorios de Metro y de TVN. Un proyecto que se conocía desde hace mucho tiempo solo hoy, cuando miles de personas salen a las calles a protestar, encuentra la oposición tambaleante de algunos senadores y dirigentes de la Concertación, es verdad que más vale tarde que nunca, pero en el caso de estos políticos su actitud responde más bien a un oportunismo de última hora para no quedarse abajo del carro.



LA NACIONALIZACION DE LA ENERGIA ELECTRICA



La producción y distribución de la energía eléctrica no solo debe respetar el medio ambiente y buscar desarrollar las necesarias fuentes de energía alternativa y limpias que en este país existen de sobra. El gran desafío y las conclusiones que la lucha contra el proyecto HidroAysén deben sacar a la superficie es que la energía eléctrica, su producción, distribución y desarrollo planificado en armonía con el medio ambiente y respetando a las comunidades locales, deben ser de propiedad y control PUBLICO. Los capitalistas privados nunca van a respetar a las comunidades y al medio ambiente porque su único objetivo es la ganancia y todo ese discurso que defiende la "eficiencia" de la empresa privada controlando los recursos hídricos o mineros es tan falaz como la amenaza de apagón que promete Piñera si HidroAysén no se lleva a cabo. La eficiencia solo se usa para llenar bolsillos y abultar cuentas bancarias porque si la cantidad de dinero que ganan las dos o tres empresas que controlan la energía eléctrica del país no se fuera al extranjero o al bolsillo de muchos funcionarios y gerentes y se invirtiera en el desarrollo de nuevas energías, limpias y económicas, seguramente HidroAysen sería una anécdota. Pero como esta industria esta todavía en manos privadas y no en manos públicas y bajo el control de los trabajadores en beneficio de toda la sociedad la amenaza de desastres medio ambientales y el robo en las cuentas de luz seguirán existiendo. Ni hablar de los recursos que también la sociedad chilena tendría a su disposición para el desarrollo de energías limpias o la enorme mejora en la educación y la salud pública si el Cobre que hoy esta manos privadas fuera renacionalizado.



UN GOBIERNO DE LA MINORIA



HidroAysen refleja lo podrido del sistema económico y político que gobierna el país, donde no se toma en cuenta la opinión de la mayoría de la población que, aunque "no es experta en el tema" como dicen los ministros del gobierno, sí comienza a tener claro la farsa cuando el gobierno impone un proyecto que solo beneficia a unos pocos y tiene claro cuando este proyecto pisotea la opinión, los derechos de las personas y depreda el medio ambiente.

El rechazo a Piñera sigue creciendo porque el poder económico y la elite política que su gobierno representa son incompatibles con las necesidades y la mejoría en las condiciones de vida de la mayoría de los trabajadores y la juventud. El sistema que Piñera, la Derecha y la Concertación representan es incompatible con los intereses nacionales de la población; agua, recursos mineros, forestales, pesqueros o agrícolas están en manos de grandes empresas que en su mayoría son extranjeras, pero también hay grupos económicos locales que, se podrán llenar la boca con un nacionalismo anacrónico, pero que en el fondo se entregan al mejor postor en las bolsas del capitalismo mundial.



El sistema capitalista y sus versión neoliberal es incompatible con el medio ambiente, la armonía entre medio ambiente y mejoramiento de las condiciones de vida solo pueden darse cuando es la mayoría la que toma el control y no una minoría depredadora como la que gobierna en chile.



SOMOS MAYORIA



Los trabajadores y la juventud que salen a la calle hoy contra HidroAysén volverán a salir mañana para recuperar los recursos naturales robados y para rehabilitar y revertir el daño al medio ambiente. Una planificación económica en armonía con la naturaleza en la que participen todos en beneficio de todos y no un negocio privado donde unos pocos imponen sus reglas.

Los poderosos están organizados para tener el control del estado y así imponer sus negocios y asegurar sus ganancias, destruir el medio ambiente y pisotear los derechos democráticos de la mayoría. Pero esta mayoría, los trabajadores del país y la juventud también deben organizarse y tomar el control del Estado, poner los recursos naturales y las grandes empresas bajo control y propiedad pública y hacer lo contrario que hacen los capitalistas, es decir asegurar el bienestar de toda la sociedad, con planificación económica, democrática y que nos asegure que seguiremos teniendo un planeta.



Andrés Roman

Socialismo Revolucionario