Páginas vistas en total

domingo, 30 de enero de 2011

UN SANTO SACERDOTE EN LA MAFIA DEL CEMENTO: Gobierno Fernando Lugo


Se ha dicho que la mentira trae muchas consecuencias, pero la peor de todas es la desconfianza, y es por ello que hoy la incertidumbre es el principal padecimiento de la sociedad paraguaya.
Según la página web Anzoategui Vive, “las actitudes de Fernando Lugo -conocidas a partir de las saludables y refrescantes denuncias del generoso Julian Assange en su ejemplar Wikileaks, inspiración de gente digna que ya está aportando, - nos dan luces para juzgar a los jerarcas que pretenden ser nuestros fieles interpretes mientras, a nuestras espaldas, le rinden pleitesía al ruin Imperio y traicionan los intereses de la región.
Es natural que con tanta mentira encubierta la desconfianza en el cura Lugo se haga cada vez más notoria en Paraguay, y ello lo corroboran las encuestas de los medios.

La mayoría de los lectores del medio digital Paraguay.Com, por citar un ejemplo, no creen que el gobierno del presidente Fernando Lugo, logre desarticular al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo.

Sobre un millar de votos, el 72% indicó que no cree que durante el gobierno de Lugo se elimine al EPP. En tanto el 28% considera que si es posible.

UN SACERDOTE, CAPO DE LA MAFIA DEL CEMENTO

En cuanto e proteger a corruptos, Lugo no sólo lo hace cuando se trata de delincuentes internacionales como Mario Cossio, con quien Paraguay reeditó la tradición establecida por el dictador Stroessner, protector de Josef Mengele.
También la impunidad funciona cuando se trata de valores del ámbito local.

La idea de que el cura Fernando Lugo protege a corruptos en la INC cobra fuerza con su actitud de indiferencia ante las denuncias.

El diputado por Patria Querida, Carlos María Soler, dijo estar preocupado por la actitud asumida por el presidente Fernando Lugo ante la crisis en la INC. Sostuvo que insistirá con la aprobación de un proyecto de resolución para intervenir la cementera.

"Aparentemente, el presidente no acusa recibos de la crisis del cemento que cada vez se hace más notorio. Y por supuesto no deja de preocuparnos su actitud", expresó el parlamentario, quien desde hace unos meses viene insistiendo con la intervención de la cementera estatal.
A medida que la crisis del cemento creció, los rumores sobre los manejos turbios de su producción incluso alcanzaron al clero. Un sacerdote conocido por su influencia en el gobierno arzobispal, tuvo que desmentir que fuera el capo de la mafia del contrabando de cemento.
El “reverendo” padre Rafael Tanasio, párroco de la localidad paraguaya de Limpio, se mostró molesto por el informe periodístico que señala su presunta vinculación con la Industria Nacional del Cemento (INC). Aseguró que es producto de una campaña “inmisericorde y violenta en su contra”.

El sacerdote católico, al concluir una misa dominical en el santuario ecológico de su ciudad, tuvo que desmentir las acusaciones que indican que él estaría detrás de algunas licitaciones en la INC, para favorecer a sus supuestos testaferros.

APAGONES SIN FIN

Dijo Blas Pascal que para quienes no ansían sino ver, hay luz bastante; más para quienes tienen opuesta disposición, siempre hay bastante oscuridad. Pues exactamente lo que sucede en el Paraguay desde la llegada al poder del cura.

Diga lo que diga la prensa alcahuetera, el gobierno de Fernando Lugo ha demostrado ser incapaz de dar solución a los constantes apagones que afectan a la capital e interior del Paraguay, a pesar de su jactancia y delirios de "sobernía energética".

Hace un año advertimos de las graves consecuencias que podrían traer los nombramientos por chonguismo en el gobierno de Fernando Lugo, y hoy vemos las consecuencias: cortes, pestañeos, y otros signos de total incapacidad para ejercer cargos de responsabilidad en quienes ahora ocupan puestos claves en la ANDE y el vice ministerio de energía.

Es logico que esto suceda cuando se nombran a personas por chonguismo y pruebas de abyección.

Nos referimos entre otros, a la vice-ministra de energía Mercedes Canese, que sigue demostrando su total incapacidad para ejercer el cargo.

REINO DE LA ILEGALIDAD

Ya sea cuando se trata de conceder favores o privilegios a amigos del clero, o cuando se trata del ejercicio de la medicina, el gobierno del cura Fernando Lugo es un verdadero reino de la ilegalidad.
En ese contexto, para tratar el presidente Fernando Lugo se permite el ejercicio ilegal de la medicina en Paraguay, por parte de especialistas brasileños, denunció el oncólogo paraguayo FRANCISCO PERROTA.

El prestigioso galeno afirmó que la actitud del cura Lugo constituye un desprecio a la medicina paraguaya.

“La ministra autoriza que un médico brasilero, que no tiene autorización y derecho a ejercer la medicina, venga a ejercer mensualmente, específicamente en el sanatorio Migone. Esa es una afrenta a la medicina paraguaya”, expresó Perrota, con respecto al tratamiento del presidente de la República, Fernando Lugo.

El responsable del área oncológica del Instituto de Previsión Social (IPS) agregó que el Dr. Frederico Costa y otros colaboradores del Hospital Sirio-Libanés, de São Paulo, vienen mensualmente al Paraguay y realizan atención remunerada.

En tanto esto sucede, la mayoría de la población paraguaya se debate en medio de grandes necesidades en materia sanitaria, sin ver avance alguno, por lo que nadie considera que un regreso de los colorados podría significar un retroceso.

El gran fracaso de Fernando Lugo dinamizó a la oposición paraguaya y permitió el resurgir de las fuerzas tradicionales, estimaron referentes del partido desalojado por el cura en abril del 2008.

El líder de Pujanza Republicana y precandidato a la presidencia de la República por la ANR para el 2013, Elzear Salemma, señaló que la desilusión causada por el gobierno de Fernando Lugo ayudó a que muchos paraguayos cifren nuevamente sus esperanzas en el Partido Colorado.

Gran vitalidad parece desplegarse en el interior de dicho partido, con miras al 2013, sobre todo luego de derrotar de manera categórica a los seguidores del cura el 7 de noviembre del 2010, en las elecciones municipales.
Y así como va la cosa, el mismo Fernando Lugo encabeza la campaña para el retorno al poder de los mismos a quienes desalojara, para corroborar aquello de que “Estamos en Paraguay, donde todo es posible” con que se justificara ante la CNN. Efectivamento, todo es posible, inclusive encontrar un santo sacerdote en la mafia del cemento.