Páginas vistas en total

jueves, 6 de enero de 2011

FERNANDO LUGO PROTEGE A ENEMIGOS DE EVO MORALES

Luis Agüero Wagner FIRMA DE OPINIÓN







ÚLTIMOS 5 TEXTOS PUBLICADOS
Fernando Lugo o el llanto del bicentenario en la embajada norteamericana
Si algún acontecimiento es digno de destacar en el bicentenario que celebra este año en Paraguay, es que el gobierno del cura Fernando Lugo ha demostrado que su concepto de independencia es ir a llorar en la embajada norteamericana.
Hoy se sabe gracias a Wikileaks como Lugo y su séquito entienden la independencia.
Desesperado y con el rabo entre las piernas ante los efectivos golpes de la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo, el ministro del interior Rafael Filizzola concurrió a la embajada norteamericana a implorar de rodillas a la embajadora norteamericana equipos de fonopinchazos para espiar disidentes. Ante la negativa inicial de la embajadora, quien adujo que dichos equipos sólo los autorizan para espiar a narcos en Paraguay, Filizzola argumentó en un sincericidio que los narcos no harían caer a su gobierno pero la guerrilla marxista sí.

Así los pedidos que desnudaban la verdadera identidad reaccionaria y lacayuna del escandaloso cura Fernando Lugo, definitivamente salieron a la luz para levantar faldas y sotanas.

En ellos se pudo saber la forma en que Lugo "defiende" la soberanía ante la verdadera depositaria del poder político en Paraguay, la embajadora Liliana Ayalde. Pedidos de equipos de espionaje, delación ante los retardatarios de sus supuestos “aliados progresistas” y ruegos de una “estrecha colaboración” con Estados Unidos son algunas de las “sorpresas” que recibieron los incautos que consideraban a Lugo un “obispo de los pobres” marxista y bolivariano, imbuido de la revolucionaria teología de la liberación.

DESPIDOS MASIVOS, NEOLIBERALISMO Y CORRUPCIÓN
El gobierno del cura Fernando Lugo, ahora aliado al golpista Lino Oviedo en el parlamento, sigue profundizando sus reformas neoliberales y despidiendo masivamente a
empleados públicos que no comulgan con los nuevos mandamases.

Alrededor de 100 funcionarios despedidos de la SAS y asociados a un sindicato están en pie de guerra, y para mañana anuncian acciones de protesta frente al edificio que ocupa la secretaría en el microcentro capitalino. Acusan de persecución sindical a Pablino Cáceres, titular de la SAS, y harán una asamblea para resolver una huelga.

Los afectados atribuyen la medida al “claro objetivo” de “descabezar el movimiento sindical” por la postura crítica que tuvo el gremio a la administración de Cáceres al frente de la SAS.
El gobierno también se ha mostrado indiferente ante la persecución sindical en empresas privadas, e incluso a reclamos del sindicato de periodistas.

En tanto las promesas del cura se van diluyendo cada vez más, la corrupción y las grescas internas siguen viento en popa.

Ahora el punto de la discordia es la opinión de Lugo de que un liberal no debe encabezar la candidatura de la alianza gobernante en el 2013.

Para el oficialista senador liberal Miguel Abdón Saguier no es cierta la premisa que maneja el presidente Fernando Lugo, quien dijo que los azules no deberían encabezar una alianza de cara a los comicios generales del 2013. El legislador liberal no quiso hablar mucho del tema, empero, señaló que los candidatos de su partido son buenos y perfectamente podrían liderar la alianza para hacer frente a los colorados. De todas formas, Saguier dijo que primero se debería saber quien será el candidato de los colorados para después poder opinar mejor sobre el tema.

"Al igual que los colorados, el gobierno del cambio de Fernando Lugo se tiñó de varias denuncias de hechos de corrupción durante este año. Los más sonados casos involucraron al ministro de la SEN, Camilo Soares, quien hoy está imputado al igual que el titular de Petropar, Juan Alberto González Meyer, y que sin embargo, siguen en el cargo, aunque el primero está con permiso" opinó a su vez el periodista Jorge Torres, desde las páginas del otrora medio luguista ABC color.

Curiosamente, en ningún hecho de corrupción denunciado por ese diario aparece el ministro Efrain Alegre, denunciado por sus detractores como el personaje que apañó a su ahijado Albino González en la compra fraudulenta de las grúas de la ANNP, el que llenó el MOPC de operadores políticos para cimentar su campaña política rumbo a las presidenciales del 2013.

El personaje que, al igual del mejor coloradote, ha designado a parientes de autoridades y políticos en cargos claves como el Vice Ministerio De Administración y Finanzas, Dirección de Vialidad y la Oficina de Proyecto de los Viaductos de Madame Lynch. El personaje que practica el compadrazgo stronista con empresas constructoras como la de la Ruta 14, tramo Caaguazu-Vaquería-Yhu.

Tal vez la convencida línea neoliberal que Alegre imprime al gobierno arzobispal explique su impunidad para realizar negocios, así como para permanecer impune aún luego de violar tratados internacionales como el de Yacyreta.

En tanto el luguismo festeja a su manera el bicentenario de la “indepencia” paraguaya, jirones de soberanía nacional paraguaya en forma de empresas estatales van pasando a manos no privadas pero extranjeras. El aeropuerto de la capital paraguaya, por citar un ejemplo, está a punto de ser entregada a una empresa estatal francesa.

Llanto del bicentenario en la embajada norteamericana, en fin, podríamos llamar a este bochornoso capítulo de la historia paraguaya.

jueves 6 de enero de 2011
La Virtud de la Extrema Derecha
Un tiempo atrás el cura Fernando Lugo, consultado sobre sus tendencias, declaró a la prensa que “ya muchos me preguntaron de qué idelogía soy. Tengo una comparación muy expresiva, el poncho argentino, de la sierra, de los Andes, el poncho que se hace en el Paraguay, porque a uno le quiere identificar con Chávez, Evo, la derecha o izquierda y soy del centro como la boca del poncho. Como decimos en la teología, la virtud siempre está en el medio, no está en los extremos”.
La gráfica respuesta permite apreciar en toda su dimensión la hipocresía de Lugo, quien desde que ganó notoriedad y poder no ha hecho otra cosa que jugar para la extrema derecha en todos los aspectos. Como ejemplo, basta el respaldo que dieron sus partidarios en el Congreso al enemigo de Evo Morales Mario Cossio, hoy asilado en Paraguay.
En sesión de la Comisión Permanente del Congreso, en funciones durante el receso legislativo, se aprobó una resolución a través de la cual se recomienda a sus dos representantes en la Conare apoyar la protección política que solicita Cossío.

Entre quienes respaldan al enemigo del presidente Evo Morales se encuentran varios legisladores que responden a Lugo, entre ellos los del oficialista Partido Liberal, que ya sentó una postura oficial a favor del asilo de Cossio. Un legislador llegó a comparar a Cossio con criminales que buscaban refugio en Paraguay en tiempos del dictador Stroessner, entre ellos el angel de la muerte de Auschwitz Joseph Mengele, para argumentar a favor del refugio al ex gobernador boliviano.

“Si a estos criminales se les dio asilo en Paraguay, porqué no dárselo a Cossio, que no debe haber cometido ni un tercio de los crímenes que cometieron aquellos” fue el razonamiento.
También la legisladora del oficialista Tekojoja, Aida Robles, deberá votar a favor del asilo, según fuentes legislativas, o renunciar a su representación.

El 22 de diciembre, la Comisión otorgó al gobernador ‘refugio provisorio’. Ese día se confirmó la información de la huida del acusado, quien siete días antes, el 15 de diciembre, fue suspendido del cargo a pedido del fiscal Gilbert Muñoz, quien lo acusó por un daño al Estado de Bs 1,3 millones por la compra de asfalto.

El pronunciamiento legislativo paraguayo surge un día después de que el boliviano, sostuviera una reunión con el presidente de la Comisión Permanente, Salustiano Salinas, donde explicó su situación en Bolivia.

El hecho surge de manera paralela a las filtraciones de Wikileaks donde se constata que Lugo, a quien muchos creían aliado de Hugo Chávez y Evo Morales, había prometido en la embajada norteamericana no virar hacia la izquierda, y había implorado por ayuda para realizar fonopinchazos a sus adversarios.

DEMOCRACIA A LA BOLIVIANA, DEMOCRACIA A LA PARAGUAYA

En tanto los partidarios del cura se ocupan de la democracia boliviana, la libertad de los presos políticos paraguayos es un reclamo formulado al cura presidente Fernando Lugo desde Buenos Aires, por varias organizaciones de Derechos Humanos asentadas en dicha ciudad.

Dice la circular, firmada por el "Colectivo de Ex – Presas Políticas “ Cármen Soler”:
"Exigimos al gobierno de Lugo y a los jerarcas stronistas del poder Judicial de Paraguay que liberen a todos los presos políticos, muchos de ellos acusados injustamente de pertenecer al Ejército del Pueblo Paraguayo ( EPP) y tambien acusados injustamente de crímenes aberrantes tales como secuestros seguidos de muerte. Denunciamos que estas falsas acusaciones son diseñadas en la embajada de EEUU y acatadas servilmente por los mandones de turno.

En especial exigimos la inmediata libertad de:
Francisca Andino, Cármen Villalba ( cuyo hijo de 11 años fue asesinado en represalia por la militancia de Cármen ), Juana Bernal ( cuyo hermano es preso político en Tacumbu ), Sonia Muñoz, Rumilda Gimenez ( madre soltera cuyos padres y hermano son presos politicos en Tacumbu ),Mary Bracho, Graciela Samaniego ( tuvo que dejar a su hija de dos años en manos de familiares), Sonia Espinola Coronel Olmedo, Estela Agüero Meza ( 6 hijos, uno de ellos con síndrome de Down y otro sordo-mudo. Su padre tiene 70 años, es ciego y preso político en Tacumbu, acusado de pertenecer al E.P.P... ).

Todas estas mujeres son calificadas en el comunicado como "presas políticas de la Carcel de Mujeres de " Buen Pastor " .

TAMBIÉN PROMISCUO EN POLÍTICA
El proyecto neoliberal y derechista se consolida, advierte en un comunicado el PT de Paraguay, donde califica de promiscuo también en política al cura Fernando Lugo, de fama mundial por sus escándalos sexuales.

"Pasado poco más de 2 años de mandato, Lugo consigue una estabilidad política relativa. Esta “gobernabilidad” la logró a fuerza de una derechización constante e irrefrenable y con pactos políticos de los más promiscuos imaginables".

También afirma el PT que Lugo celebra con su plato favorito, "la sopa de sapos", el triunfo de su política claudicante de concesiones neoliberales.

También acusa a Lugo de "mediante la cooptación política u otras medidas de carácter “material” y/o prebendario", promover la desmovilización, desmoralización y por lo tanto, la derrota de las luchas de las clases explotadas.

También observa que " sectores enteros de aparato represivo son formados por las militares y asesores colombianos o norteamericanos" en contravención a la propaganda falaz que representaba a Lugo alineado con los proyectos independentistas de la región.
"En estos días vía Wikileaks nos enteramos de las tenebrosas “negociaciones” entre la Ayalde, la DEA, Filizzola con el aval político de Lugo, para la consecución de tecnologías al servicio de operativos de fonopinchazos que abarque usuarios de Personal y Tigo, es decir, el 90% del mercado de móviles del país" puntualiza también el PT, en alusión a la indigna postura del gobierno luguista de golpear las puertas de la embajada norteamericana para obtener apoyo en reprimir disidentes.

"La burguesía paraguaya está, literalmente, nadando en dinero. La exportación de soja creció un 102% en el 2010 con respecto al año pasado. Esto representa unos 1.600 millones de dólares de ingresos en concepto de exportaciones de este rubro, un 38% del total de ventas al exterior del Paraguay. Este año, en cifras totales, la exportación creció en un 40%. El caso de la carne, el otro rubro central del modelo agroexportador, llegó a generar ganancias por 1000 millones de dólares, cuando en 2009 llegaron a 579 millones de dólares. Un crecimiento espectacular que se da por la ampliación a 79 mercados para este rubro" dice también el PT.

La burguesía y el imperialismo, por lo antedicho, se encuentran bastante cómodos, dice el PT, con este gobierno que "mantiene y reproduce de forma ampliado el mismo modelo colonial basado en la producción de materias primas para la exportación que favorece a unos pocos socios menores locales del imperialismo".

También condena que Lugo, "en su afán mezquino de llegar, aunque desfigurado y deshilachado, al 2013", use como moneda de cambio altos cargos de poderes del estado en una promiscuidad política tan deleznable como nefasta para el presente y futuro de las luchas del pueblo trabajador.

Como ejemplo de la entrega de Lugo a la derecha, el PT recuerda que en 2010, mediante un acuerdo de los gubernistas con la rosca mafiosa, "personajes de lo peor del partido colorado llegaron a la presidencia de ambas cámaras de congreso".

Actualmente, Lugo sigue a flote gracias a sus pactos con el narcofascismo al cual p ya entregó "cupos en el consejo de la magistratura, un ministro del TSJE, y un lugar de peso en la Contraloría" concluye el PT.

Lo que se dice una virtuosa extrema derecha con todas las letras y en mayúsculas.

miércoles 5 de enero de 2011
Fernando Lugo, de marxista bolivariano a neoliberal pro-colombia
El “exitoso” gobierno arzobispal del cura Fernando Lugo ha entrado en una nueva fase, luego de que sus pactos con el narcofascismo y el anunciado retiro del Partido Comunista hayan dejado sin atenuantes su naturaleza reaccionaria al descubierto.
En el mismo contexto, el gobierno ha iniciado una campaña propagandística típica de los gobiernos neoliberales que en la década de 1990 asolaron a la región: la de apelar a fantasmáticos números macroeconómicos para irradiar optimismo.

Poco importa que esos números favorezcan al sector más crítico al mismo gobierno, el agroexportador, el cual afirma haber logrado dichos guarismos “a pesar” de Lugo.

En tanto Lugo se adjudica logros en los cuales no ha tenido parte en su autoalabanza, los ánimos en la izquierda se han caldeado un tanto debido a las revelaciones de Wikileaks, el cual develó que en realidad Lugo y los suyos concurrían cotidianamente a la embajada norteamericana a solicitar equipos de espionaje, prometer que no apoyarían a Hugo Chávez y su proyecto bolivariano a cambio del respaldo yanqui, y a delatar a sus aliados marxistas.

Sobre el punto, el Partido de los Trabajadores opina que igual que los comunistas, los demás partidos de izquierda también deben retirar su respaldo al gobierno de Fernando Lugo.

“La continuidad del apoyo político al Gobierno, que capitula y pacta tan flagrantemente con la derecha recalcitrante y fascista es insostenible”, dice el PT, que preside ahora Tomás Zayas. Lugo incumplió su promesas de impulsar un “proceso de cambios” favorables al pueblo trabajador, argumentó la citada agrupación en el documento.

UN DESCUBRIMIENTO A DESTIEMPO
De acuerdo a la izquierda alcahuetera, que por cuatro años encubrió al neoliberal derechista y clerofascista Fernando Lugo, falso teólogo de la liberación y falso bolivariano, recién ahora “ Pasó la borrachera electoral y las cosas en el gobierno de Fernando Lugo están mucho más claras”. Es un gobierno “de tendencia neoliberal que favorece al agronegocio, con seguridad tipo Colombia”, nos dice Mariel Palau, en una nota que publica ABC color. La sorpresiva nota, firmada por el periodista Julio Benegas, contradice las versiones anteriores de dicho medio y su autor, defensores a ultranza del supuesto “izquierdismo bolivariano” del escandaloso cura que hoy preside el Paraguay, aunque el embajador James Cason expresara en sus informes sus dudas sobre su capacidad para tal responsabilidad.

“No es seguro que Lugo pueda gobernar el Paraguay y ejecutar nuestros planes, dado que en menos de un año fracasó una ONG bajo su responsabilidad” había advertido Cason.

“Lo confuso se ha ido aclarando” dice con retraso Mariel Palau, quien según Benegas ahora recién “ entiende que el alejamiento del Partido Comunista de las filas gubernistas es una muestra de que hay ya un análisis más maduro del rumbo que ha ido tomando el gobierno de Fernando Lugo”. Sostiene que las primeras grandes expectativas que rodeaban al gobierno fueron desgranando por el lado de la derechización del proceso político y que muy pronto temas fundamentales de los sectores populares como la reforma agraria quedaron flotando en una extensa telaraña de justificaciones.

A criterio de Palau, el gobierno de Fernando Lugo, “acorralado por la derecha parlamentaria y sus grandes voceros mediáticos”, fue tomando el rumbo exacto para configurar un gobierno de clara tendencia neoliberal.

“Se va desdibujando la imagen del progresismo. Yo creo que hubo demasiadas expectativas. Estas expectativas fueron fruto más de la frustración que de un proyecto claramente transformador”, sentencia.

“El modelo económico (de Fernando Lugo) es neoliberal, favorece al agronegocio y fue forzando un estilo de seguridad tipo Colombia”, resuelve.

UN PASO TRASCENDENTE, SEGÚN EL PT
De acuerdo al Partido de los Trabajadores, el retiro de los comunistas fue “Un paso político importante”.

“El Partido Comunista Paraguayo (PCP), en un comunicado público hizo saber del retiro de su “apoyo crítico” al gobierno de Fernando Lugo y hace un llamado a las demás izquierdas y al movimiento social a una confrontación sana con Lugo-PLRA a partir del 2011. El anuncio es – aún con un notorio titubeo político- a todas luces auspicioso y progresivo, considerando que el PCP ha mantenido, por aproximadamente 4 años, un apoyo político -nada crítico por cierto- al proyecto y luego gobierno Lugo-PLRA. El Comité Ejecutivo del PT saluda este cambio de posición política y augura que signifique el inicio de acciones articuladas a favor de los explotados y oprimidos de nuestro país” dice la circular.

El mismo PCP admite que ha asumido con toda responsabilidad dicho apoyo político, que para el Partido de los Trabajadores (PT) ha significado la defensa y la impresentable justificación de todas las acciones antipopulares del gobierno Lugo, sea de forma explícita, mediante el silencio u otras formas. En otra oportunidad se deberían buscar los factores teóricos, programáticos y políticos que expliquen las causas de este grave error político, no sólo del PCP sino casi de la totalidad de las izquierdas paraguayas, que han visto en el proyecto y gobierno Lugo-PLRA, un “gobierno patriótico, democrático y popular” y que Lugo propiciaba y presidía un “proceso de cambios” favorables al pueblo trabajador.

“Desde el Partido de los Trabajadores (PT) hemos considerado que el programa y la política luguista denominada de “poncho juru”, de aparente “conciliación de clases”, era una verdadera poción venenosa que provocaría perjuicios políticos graves a las conciencias, organizaciones y luchas por los intereses del pueblo trabajador. El gobierno Lugo-PLRA viene prestando, en efecto, inestimables servicios a la burguesía y el imperialismo aplicando un programa neoliberal y agudamente represivo” concluye su visión el PT.

A fuerza de las escandalosas revelaciones del Cablegate desatado por Assange, al parecer la “unidad granítica” de la izquierda luguista al fin parece verse conmovida. Muchas gracias, Julian, por ayudar al fin de esta farsa.

lunes 3 de enero de 2011
Fernando Lugo, Wikileaks y el espíritu navideño de Dickens en Paraguay
Para quienes siempre denunciamos la verdadera identidad reaccionaria y neoliberal del gobierno arzobispal del Paraguay, que encabeza el payasesco cura Fernando Lugo, el cablegate desatado por Wikileaks constituyó uno de los mejores regalos navideños en muchos años.
Como para el protagonista central de la célebre novela corta “Christmas Carol”, de Charles Dickens, la magia del espíritu navideño hacía tiempo había perdido su significado para mí. En estas fechas solía convertirme en una especie de Ebenezer Scrooge, el amaro y tacaño personaje de la historia de Dickens, que no celebraba la fiesta de Navidad a causa de su solitaria vida y su adicción al trabajo.

Pero a diferencia del desarrollo de esa historia, en donde el espíritu navideño del futuro le hace ver al protagonista lo más sombrío, en este caso fue el espíritu del futuro encarnado en la pericia informática de Julian Assange y sus fuentes anónimas lo más luminoso.
Con los mismos toques góticos y fantasmales de Dickens en su trama, a través del cablegate pudimos ver al “obispo de los pobres” marxista y bolivariano develado en documentos auténticos, como agente de los Estados Unidos, que había prometido en la misma embajada norteamericana, no apoyar a Hugo Chávez para obtener respaldo de Washington.

También pudimos enterarnos que ya antes de las elecciones en abril de 2008, Lugo era considerado como un aliado potencial de los EE.UU. por la embajada yanqui en Asunción, y que el imperio se aprestaba a proveerle “un poco de ayuda de" arriba 'para gobernar como presidente ", y que Lugo estaba dispuesto a aceptar la ayuda.

También que “sus señales a la Embajada de los Estados Unidos” habían sido claras – “está agradecido por nuestras ofertas de asistencia y quiere una relación estrecha", escribió el embajador de EE.UU. James Cason a Washington el 2 de junio de 2008, añadiendo: "¿Si no se puede confiar en un sacerdote, en quien se puede creer? "

Los pedidos que desnudan la verdadera identidad del escandaloso cura Fernando Lugo, salieron así definitivamente a la luz para levantar faldas y sotanas.

En ellos también se descubre la forma en que Lugo "defiende" la soberanía ante la verdadera depositaria del poder político en Paraguay, la embajadora Liliana Ayalde. Pedidos de ayuda para realizar escuchas ilegales a sus propios compatriotas, delación ante los retardatarios de sus supuestos “aliados progresistas”, muchos de los cuales acabaron ejecutados extrajudicialmente, y ruegos de una “estrecha colaboración” con Estados Unidos son algunas de las “sorpresas” navideñas que recibieron Hugo Chávez, Evo Morales y otros “aliados” del cura.

La DEA es un organismo conocido como herramienta de dominación imperialista, tanto como la guerra contra las drogas que hace tiempo está perdida para la mayoría del mundillo intelectual estadounidense.

A pesar de ello, el gobierno del presidente Fernando Lugo pidió a la Agencia Antidroga de los EE.UU. (DEA) que investigue a grupos disidentes a su gobierno utilizando el sistema de intercepción de llamadas, según los documentos oficiales filtrados por Wikileaks. El ministro del Interior, Rafael Filizzola, incluso insinuó que podría desactivar el sistema de la DEA, ante la negativa del gobierno de EE.UU. de proveerle su pedido. "Luchar contra el narcotráfico es importante, pero el narcotráfico no va a hacer tambalear a nuestro gobierno. El EPP, sí", recordó la nota.

El Gobierno de Fernando Lugo tampoco desmintió que haya pedido ayuda al Gobierno de los Estados Unidos para realizar "fonopinchazos" y controlar el 90% de las comunicaciones telefónicas.

Los cables también indican que el gobierno del presidente Fernando Lugo, en Paraguay, estaba dispuesto a condenar públicamente a las Farc como un grupo terrorista. Eso a pesar de que muchas veces se había relacionado a Lugo con la marxista teología de la liberación e incluso con las FARC, a través de sus aliados políticos del Partido Patria Libre.

Estos reportes son de mediados del 2008.

Reportes de la embajada estadounidense en Asunción hacen referencia a una conversación entre el entonces recién elegido Presidente y la ex canciller colombiana María Emma Mejía, que fue jefe de la Misión de Observación Electoral enviada por la OEA. El cable hacía una completa descripción de la personalidad y los antecedentes del cura, y en un capítulo titulado 'Lazos con la izquierda' reseñó las versiones que han circulado sobre la supuesta cercanía de Lugo con grupos radicales de su país, entre ellos el Ejército del Pueblo Paraguayo (Epp), que secuestró y asesinó en el 2004, con asesoría de las Farc, a Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas.

Según los reportes, Lugo le habría dicho a la embajada que su interés no era "alinearse con Hugo Chávez", y a María Emma Mejía, que se inclinaba por hacer una declaración pública señalando a las Farc como "organización terrorista".

A través de los cables filtrados también se supo que el inspirador del modelo de seguridad que hoy aplica Lugo en Paraguay, el colombiano Alvaro Uribe, había solicitado muchas veces intervención de Estados Unidos en una posible guerra en la que buscaba envolver a su país y Venezuela.

Canción de Navidad
Eduardo Galeano escribía que en América Latina muchas veces no era necesario para el imperialismo violentar a los países, dado que los mismos centinelas acostumbraban abrir las puertas. En el caso del histriónico cura Fernando Lugo, supuesto marxista y bolivariano que devolvería su dignidad y soberanía al Paraguay golpeando las puertas de la embajada norteamericana, puede notarse cuánta razón tenía.

Así como el cuento de navidad de Dickens, impregnado de una crítica social a la revolución industrial, tiene el genial acierto de mostrarnos cómo una sociedad cruel puede influir en sus propios ciudadanos, hasta convertirlos en crueles reflejos de sus propias injusticias, el destape del fraude Lugo nos muestra lo mucho que los fantasmas interiores de un cura pecador pueden llegar a torcer las apariencias y los espíritus humanos. LAW

viernes 31 de diciembre de 2010
Protegiendo a los enemigos de Evo Morales
Lo que ya se sabía que sucedía y nadie olvidaba pero tampoco quería recordar, quedó al desnudo con la filtración de documentos a través de la organización Wikileaks. En realidad, no había motivo para creer que la injerencia del imperio en todas las latitudes era cosa del pasado, si se considera lo poco que habían variado el estilo, las intenciones y las mentalidades que manejan la descomunal maquinaria imperialista.
En ese contexto, mucho antes del reciente fenómeno logrado por Julian Assange, la venezolana Eva Golinger había logrado desclasificar a través de la Ley de Acceso a la Información de Estados Unidos (Freedom of Information Act "FOIA")donde se corroboraba que la USAID en Bolivia fue el primer detonante que apoyaba los gobiernos departamentales y los programas de descentralización.

Según esta fuente, USAID había invertido 97 millones de dólares en la descentralización, la "autonomía" y los partidos políticos de oposición en Bolivia, entre 2002 y 2008. De esta manera quedó al descubierto que Estados Unidos había sido uno de los principales financistas y promotores de los proyectos separatistas promovidos por los gobiernos departamentales en el oriente boliviano.

Uno de los principales protagonistas de estas maniobras orquestadas por el imperio, Mario Cossio, acabó en estos días protegido en el Paraguay por un gobierno que hasta las filtraciones de Wikileaks muchos consideraban afín al de Evo Morales.

Amigo de tus enemigos
Uno de los más recalcitrantes opositores al gobierno de Evo Morales recibió refugio en el Paraguay del cura Fernando Lugo, quien según Wikileaks incluso se comprometió con la embajada norteamericana a no apoyar a Hugo Chávez.

Paraguay, vía la Comisión Nacional para Refugiados (Conare), concedió “refugio provisorio” al suspendido gobernador Mario Cossío, entretanto se resuelva una solicitud de asilo.
Paralelamente, la embajada boliviana en Asunción reportó que el acusado se desplazó al Perú.

La Conare señaló que "en cumplimiento de sus atribuciones expidió un documento de duración provisoria" que autoriza a Cossío a residir en ese país “hasta que su caso (pedido de asilo) sea resuelto”.

La Comisión está presidida por el secretario de Asuntos Consulares y Generales de la Cancillería paraguaya.

El cónsul del vecino país en Santa Cruz, Ramón Amado, en contacto con Fides, confirmó que la suspendida autoridad ingresó a Paraguay por Ciudad del Este del departamento de Alto Paraná, limítrofe con Argentina y Brasil, y que este jueves estuvo averiguando en la Cancillería los requisitos para tramitar un asilo o un refugio político.

El acusado por un daño económico al Estado de 1,3 millones de bolivianos (US$181.000) fue suspendido de su cargo el 15 de diciembre. Dos días después apareció en una entrevista televisiva y el jueves 23, en una audiencia judicial, su hija, Silvana, presentó un memorial en el que hizo conocer que su padre estaba fuera de Tarija. Ese día surgieron rumores sobre su fuga a Paraguay, donde hoy descansa plácidamente bajo protección de influyentes personajes vinculados al gobierno arzobispal.

En tanto Evo Morales se despacha con proclamas de inflamado anatema contra USAID y EEUU, al sur del río Parapití su supuesto compañero bolivariano el cura Fernando Lugo se desvive claudicando ante EEUU, que ya maneja merced al Plan Umbral (pagado por USAID), la Policía, las Aduanas, el Ministerio Público y otras oficinas estratégicas de la burocracia estatal paraguaya.

Lo paradójico es que mientras la mayoría de los comunicadores y blogueros en Internet se pasan vinculando a Lugo con Morales y otros presidentes de la izquierda latinoamericana, tanto USAID, la SIP y NED son enemigos para uno y aliados para otro.

“No tenemos ningún conflicto con la SIP” había declarado recientemente Augusto Dos Santos, ministro de Comunicación del cura Lugo, en cuyo gabinete se encuentra como ministra de la mujer la principal referente del National Endowment for Democracy en Paraguay, Gloria Rubin.

Rubin y su familia son conocidos en Paraguay por sus estrechos vínculos con este fondo (National Endowment for Democracy), núcleo conservador y anti-comunista que financia y asesora a varios grupos de la oposición boliviana y también de la venezolana, particularmente aquellos que ejecutaron el golpe de estado de abril de 2002 contra Hugo Chávez, para luego dedicarse al sabotaje y lockout.

De esta manera, cabe preguntarse una vez más: con amigos como Lugo, para qué Evo Morales precisa de enemigos.

En tanto el cura Fernando Lugo sigue con su monólogo derechista, paulatinamente la izquierda -empezando por el Partido Comunista- empieza a abandonar al gobierno desilusionada ante la falta de cambios.

Si como dice Julian Assange toda organización descansa sobre una montaña de secretos, habría que preguntarse cuál fue el acuerdo secreto que obligó al partido comunista paraguayo a acompañar por cuatro años al gobierno de Lugo, al que hoy denuncian como derechista, neoliberal y con un plan de seguridad copiado de Colombia.

El periodista Edwin Brítez señala que "Son tres las constataciones dolorosas de la izquierda paraguaya. Una es que el gobierno de Lugo no es de izquierda por lo que hace en el país, lo que explica el desesperado intento por parecer afuera lo que no es adentro. Dos, la izquierda no es nada electoralmente en el Paraguay, a pesar del apoyo que les dio Lugo y del empoderamiento extraordinario que tuvo en tan poco tiempo. Tres, el Partido Colorado, que fue desalojado del poder, sigue vigoroso y fuerte como antes, lo que demuestra que el nuevo poder no produjo el más mínimo cambio en dos años y medio".

Y concluye: "Me pregunto, ante la falta de una autocrítica de la izquierda, posterior a las elecciones municipales, si este asunto de abandonar el gobierno y de reconocer que no hay cambio con Lugo no es una huida a tiempo para evitarse el trabajo de tener que dar explicaciones al final del mandato, o lo que es peor, tratar de ocultar de esa forma el fracaso en las elecciones municipales como alternativa ideológica, expuesta con todas las ventajas que el poder ofrece".

Desafortunadamente, tuvieron que sobrevenir un cablegate y una guerra en el ciberespacio para que la izquierda paraguaya y la prensa luguista reconozcan lo que ya todos sabíamos.