Páginas vistas en total

jueves, 11 de noviembre de 2010

FERNANDO LUGO, GANAR PARA PERDERLO TODO


Dice la historia que para las elecciones argentinas de marzo de 1962, el recordado caudillo argentino Juan Domingo Perón recomendó a sus seguidores la “autoproscripción”, con la sabia opinión de que “si perdemos, no ganamos nada. Y si ganamos, lo perdemos todo…”
Desafortunadamente, el punto de vista del hábil estratega político y líder justicialista no prevaleció contra la marea electoralista que enfervorizaba a sus partidarios, ansiosos de votar después de años de hacerlo en blanco o por candidatos ajenos. La victoria peronista en cuatro importantes provincias, incluida la de Buenos Aires, fue el detonante para el derrocamiento del entonces presidente Frondizi..

Una avasalladora histeria en las fuerzas armadas hizo que la misma noche de los comicios los militares exigieran al presidente la intervención de las cuatro provincias en las que había triunfado el peronismo, algo que en la práctica se leía como un desconocimiento de la voluntad popular. Auque Frondizi accedió, sólo pasaron diez días para que los militares decidieran prescindir totalmente de él, y en la madrugada del 29 de marzo los argentinos se enteraan que los comandantes de las tres armas habían resuelto derrocar al presidente.
El episodio histórico demuestra que muchas veces, como hoy sucede en Paraguay con la izquierda que sigue al cura Fernando Lugo, una fuerza política puede ganar unas elecciones sólo para perderlo todo.

El poder real detrás de Lugo
“El poder real es Zuccolillo, no Lugo. Lugo no impone su verdad. Por sus vacilaciones, por sus posiciones dubitativas y por la pusilanimidad, torpeza y cretinismo de su círculo áulico, a Lugo no le cree nadie. ¿Quién sigue imponiendo su verdad? Zuccolillo con ABC” señalaba con seguridad en una entrevista publicada el fin de semana, un senador opositor refiriéndose al gobierno del cura Fernando Lugo.

La opinión no es aventurada: desde que ha llegado al poder Lugo, la línea editorial del diario de Zucolillo, defensor de interese económicos de la derecha anticomunista y aliado de la izquierda (¿?) del cura, ha marcado la línea del gobierno arzobispal.

Por seguir los dictados de Zucolillo, el gobierno luguista lo ha perdido todo: rumbo ideológico, coherencia y sobre todo dignidad. Promocionado como referente de la izquierda, Lugo ha seguido un sentido contrario a la supuesta ideología que profesaba, derechizando la política paraguaya al punto de convertirla en un verdadero torneo interno entre la Falange, los camisas Negras y la Gestapo.

La dominación imperialista se ha profundizado con su gestión, al punto de haberse desatado una verdadera cacería de izquierdistas en el interior del pais. En materia económica, la política neoliberal más cruda se ha abatido sobre el país, de la mano de su ministro Dionisio Borda, que ya se había hecho conocer en anteriores gobiernos por sus impuestazos antipopulares y recortes a presupuestos de gastos sociales como jubilaciones.

Por si ello fuera poco, su gobierno ha honrado con distinciones honoríficas a tristemente célebres represores de la época dictatorial.

Represor condecorado
“Fue condecorado en Democracia un líder del terrorismo de Estado” lamenta en una nota el luchador por los DDHH Martín Almada, deplorando la distinción al ex ministro de salud de Stroessner, Adan Godoy Giménez.

“La ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD siempre fue cómplice de la dictadura de Stroessner.,vinculada a la feroz represión en el marco de la OPERACIÓN CONDOR. Pacto criminal entre los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia ,Chile, Uruguay y Paraguay” acusa y sigue diciendo:

La OPS sabia perfectamente la calamitosa situación sanitaria del pais y también el TERRORISMO DE ESTADO reinante en la época por eso el 99% de nuestros pobres se vieron obligados por razones de salud a recurrir masivamente a hospitales argentinos y brasileños.

La cooperación internacional generalmente fue a parar en los bolsillos de estos ladrones y torturadores como Godoy Giménez y otros que lideraban el tenebroso grupo “CUATRIMONIO DE ORO” sinónimo de la TRIPLE A. en la década del 70.. Increíblemente el 28 de octubre de 2010 el represor Godoy Gimenez fue condecorado en el Palacio de López a iniciativa de la ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD.

El Presidente Lugo antes de reconocer lo bueno que fue la POLITICA PUBLICA EN MATERIA DE SALUD de la DICTADURA DE STROESSNER, debiera haber leído primero el Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia que le entrego públicamente en el Teatro Municipal el Mons. Mario Melanio Medina el 28 de agosto de 2008, documento que desmiente categóricamente a la ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE SALUD,institución que mantenemos con nuestros impuestos.
Además de su salario como Ministro de Salud , Godoy Giménez gozaba también de un buen salario como Comisario general de la Policia, porque también fue Director del Policlinico Policial donde se apropiaba de los bienes de sus victimas y para mas colmo al igual que el actual Presidente de la Justicia Electoral,Juan Manuel Morales hacia enviar a sus casas diariamente la tabla alimentaria que le corresponde como INFORMANTE :5 kilos de galletas ,poroto fideo, yerba suelta, fariña, sal gruesa, carnaza de primera ,cigarro “po guazu”, y jabón de coco en barra, leche nido en polvo NESTLE….. en perjuicio de los pobres y escuálidos soldaditos, llamados despectivamente por ellos mismos “tambo vera”.…..
La ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE SALUD por lo visto nunca se dio por enterado del festin de sus contra partes. Los funcionarios de la OPS también gozan de buenos salarios.

En consecuencia –dice Almada- ,en mi condición de PREMIO NOBEL ALTERNATIVO DE LA PAZ 2002, solicito que la Procuraduría General de la Republica aplique el Decreto firmado por el Presidente Fernando Lugo No.2941 del 21 de setiembre de 2009 para la recuperación de los bienes mal habidos y que la Fiscalia disponga que tanto Morales como Godoy Giménez devuelvan al Hospital de Clinica materno infantil lo robado en alimentos durante los 35 años de PAZ Y PROGRESO PARA ELLOS, bajo el serio control de la “prestigiosa “ ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD.

20 de abril, victoria pírrica
Pocas veces en la historia política paraguaya como en el 20 de abril de 2008, una fuerza política –en este caso la izquierda- apareció como ganadora en unas elecciones en las que lo perdió todo.

Dijo que votaba por un obispo de los pobres y teólogo de la liberación, cuando en realidad lo hacía por un fraudulento referente moral que sólo buscaba saciar sus propias bajas pasiones a través del poder, y los hechos están a la vista.
Para completar el desolador panorama y disimular que no tienen un voto partido por la mitad, pero de todas maneras intentar formar en las filas de los ganadores, el cura con hijos y sus secuaces ahora apuestan en las elecciones municipales paraguayas a la ultraderecha y al candidato del empresariato y USAID.

Como en el caso de las elecciones argentinas de 1962, salta a la vista que se ganaron unas elecciones sólo para perderlo todo.

Ya lo advertía Jorge Luis Borges: la derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce.