Páginas vistas en total

lunes, 20 de septiembre de 2010

LA PORNOCRACIA DE FERNANDO LUGO


Dice la historia que al morir Pío Nono, el trono de Roma pasó a Gioacchino Vicenzo Pecci, alias León XIII, quien cargaría con ochenta y seis encíclicas más un hijo que engendró en Bélgica, cuando era nuncio de la Iglesia Católica en Bruselas.
No se trataba de ninguna manera de un caso novedoso entre los hombres de Dios.
Su antecesor Rodrigo Borgia, el Papa Alejandro VI, tuvo 10 hijos ilegítimos conocidos, 4 de ellos eran de Vanozza (entre ellos César y Lucrecia).
Cuando los atractivos de su amante de turno se desvanecieron, el papa, a sus 58 años, tomó otra mujer. Giulia Farnese tenía 15 años y hacía poco que se había casado con Orsino Orsini. Giulia fue conocida en toda Italia como "la Ramera del Papa". Su hermosura era deslumbrante, decían, y se le atribuía sin dudar ser «el corazón y los ojos» del pontífice.

Con Giulia, el Papa tuvo una hija llamada Laura, aunque trató de hacerla pasar por una Orsini. Resultaba difícil creérselo, tal como Lorenzo Pucci, embajador en el Vaticano, escribiera en Florencia: «El parecido entre la chiquilla y el Papa es tal que no puede ser más que suya». Con Giulia tuvo también otros hijos: Juan, conocido como Infans Romanus, y Rodrigo.

La vida en el Vaticano durante su papado tenía fama de divertida: abundaban las interminables fiestas, borracheras y orgías. Se llegó a afirmar que en medio del pandemónium, Alejandro había mantenido relaciones incestuosas con su hija, la atractiva Lucrecia.

La inconducta del Papa Borgia iba de la mano con su amoralidad: se sabe que para llegar a Papa debió ofrecer mansiones, ciudades y abadías. También entregó cuatro mulas cargadas de plata al mayor de sus rivales, el cardenal Sforza, para que retirara sus pretensiones al trono papal.

UN NUEVO PAPA BORGIA EN PARAGUAY

La carrera política y la disipada vida del obispo Fernando Lugo, actual presidente del Paraguay, no tiene nada que envidiar a la del Papa Borgia.
Asignado a una región paupérrima del pobre Paraguay, Lugo se las ingenió para reclutar adeptos a su plan político entre seminaristas cuyas ideas radicales alimentó. Paralelamente, era conocido por abusar de menores indigentes en la región de su obispado, dejando a varias de ellas preñadas de manera absolutamente amoral e irresponsable.
Su núcleo político originario (hoy EPP) tiene en su haber 4 secuestros extorsivos (Edith Debernardi, Cecilia Cubas –hija del ex presidente de la República Raúl Cubas–, Luis Lindstron y ahora Fidel Zavala Serrati); que reportaron grandes sumas de dinero y que al decir de un amigo personal del cura –Luis Aníbal Schupp- fueron indispensables para solventar su campaña política en sus inicios.
Cuando finalmente la oportunidad de saciar la ambición de poder le llegó, de manos de una prensa inescrupulosa que soportó su proyecto mesiánico, y de políticos sin ética que se colgaron de su sotana, no tuvo inhibiciones para iniciar una cacería de los mismos adeptos con los cuales su candidatura había dado sus primeros pasos.
Simultáneamente, Lugo pronto se hizo adicto a las costumbres refinadas y a las fiestas privadas en la residencia presidencial. Los escándalos no faltaron, por supuesto, y mientras el nombre del cura era vinculado a las más conocidas “modelos” (eufemismo tras el cual en Paraguay se sabe de la prostitución encubierta), varias mujeres aparecían en la prensa alegando haber concebido hijos con el obispo en sus locos años de cura.
Como guinda de la torta, los escándalos alcanzaron al cuerpo diplomático cuando el embajador de Fernando Lugo en Chile, el ex senador Armando Espínola, apareció en primera plana de diario Popular de la capital paraguaya, fotografiado en plena orgía.
Las fotos mostraban a un eufórico Espínola despojándose de sus ropas y siendo obligado a travestirse por varias mujeres que lo rodean, en medio de prácticas sadomasoquistas. La noticia dominó las primeras planas de los diarios, y estuvo a punto de opacar la reunión cumbre del MERCOSUR que por esos días se llevó a cabo en Asunción.
Por si todo esto fuera poco, unos días más tarde un cercano colaborador de Fernando Lugo durante su campaña proselitista, el hoy intendente de San Carlos Luís Anibal Schupp, acusó al abogado particular del obispo, Marcos Fariña, de traficar influencias aprovechando su proximidad al obispo y oficiar de proxeneta presidencial, abocándose a la tarea de proveer prostitutas para las orgías arzobispales.
LA PORNOCRACIA DEL SIGLO XXI
La historia de la iglesia católica también recuerda la alegre memoria del Papa número 130, el cual adoptó el nombre de Juan XII, y de quien se dice que apenas tenía 18 precoces años cuando fue nombrado Supremo Pontífice. Informes de su tiempo concuerdan con su desinterés en lo espiritual, su afición a placeres groseros y su vida disoluta sin inhibiciones. Juan XII murió a los 24 años el 14 de mayo de 964, según cuentan, asesinado por un marido celoso que lo había sorprendido en el lecho de su mujer. Un historiador de la iglesia, el cardenal Baronio, bautizó a ésta época de la iglesia como el imperio de la “pornocracia”.

Otra pornocracia más actual, la instalada en el Paraguay con el gobierno del cura Fernando Lugo, sigue dando que hablar. Entre amantes que trafican influencias, escandalosas denuncias de corrupción y un líder gravemente enfermo, discurre la rutina oficial y se debate la castigada ciudadanía paraguaya bajo el régimen de la pornocracia arzobispal.

DINERO DEL PUEBLO A LAS AMANTES SIGUE SIENDO NORMA

Cuentan que el Papa Alejandro VI, disoluto mujeriego que incluso convirtió en amante a su propia hija Lucrecia, era incapaz de negar capricho alguno a su amante Julia Farnese. Esta vivía en un palacio de construcción reciente cercano al Vaticano, al cual el Papa podría realizar sus visitas clandestinas con facilidad. Gracias a su intimidad con el Papa, fue capaz de conseguir que su hermano Alejandro llegara a cardenal con el sobrenombre "Cardenal de las faldas" que le procuró Pasquino.
Historias parecidas hoy se suceden en el Paraguay bajo la pornocracia arzobispal instaurada por obra y gracia del clerofascismo y la voluntad de Dios. Tanto así que lograr ubicar a las amantes y a los parientes políticos en cargos de responsabilidad se ha vuelto una constante desde el advenimiento al poder del cura Fernando Lugo, quien pronto superó a sus inspiradores, los gobiernos colorados.
En ese contexto, se reanudó recientemente la puja por cambiar a Margarita Morselli de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Nacional Bicentenario. Los senadores Alfredo Jaeggli y Miguel Abdón Saguier abogaron por la continuidad de Morselli, quien busca ser reemplazada por el secretario privado de Fernando Lugo, Miguel López Perito.
Jaeggli denunció que existe una persecución para eliminarla y reemplazarla por Rocío Ortega.
En tono crítico, el senador Jaeggli denunció que desde que se creó la Comisión Nacional Bicentenario, el Ejecutivo ha buscado la forma de eliminar a la secretaria ejecutiva Margarita Morselli. “Existe una persecución para eliminar a la secretaria ejecutiva y por dos razones. Primero le quieren colocar a la novia de (Miguel) López Perito. Así de fácil, y segundo, el presidente Lugo quiere el poder absoluto de esa comisión, porque él cree todavía que está en un monasterio, que es el obispo y que nadie tiene que decir absolutamente nada. El quiere todo el poder cuando que la creación de esta institución celebrando los 200 años es justamente consensuar con todos los poderes del Estado, por eso está el Congreso, el Poder Judicial y el Ejecutivo y hay un equilibrio. Pero no, el Presidente de la República, enfermo y todo, quiere el poder absoluto”, señaló.
Rocío Ortega, novia de López Perito, no es la primera de las mujeres relacionadas con el secretario de Lugo que gana notoriedad en el escandaloso gobierno arzobispal.
Previamente, la anterior pareja de López Perito logró ubicar a cinco de sus hermanos en importantes cargos de la administración estatal, e incluso a su hijastro David Yinde en la DINATRÁN, de donde fue destituido luego de graves irregularidades.
El mismo Fernando Lugo, por su parte, se vio tiempo atrás envuelto en un escándalo cuando la prensa reveló que una de sus novias fue contratada por orden superior.
Se trataba de la odontóloga Gabriela Herreros Falcón, contratada por orden superior arzobispal en una Previsional Social.
La odontóloga admitió que “conoció” al jefe de Estado cuando este hizo su día de gobierno en Encarnación, donde ella con un grupo de profesionales de la salud fueron a saludarlo.

LOS CORRUPTOS VIENEN MARCHANDO

Narran las crónicas de la Iglesia que un hijo de Lorenzo el Magnífico, Giovanni, ascendió al Papado para instaurar en él una sola y continua orgía hasta el fin de sus días. Se hizo llamar León X, y entre sus hazañas figura haber logrado subastar dos mil ciento cincuenta puestos eclesiásticos, entre los cuales varios cardenalatos a treinta mil ducados el capelo.
Los aportantes a la campaña del cura Fernando Lugo a la presidencia del Paraguay, a su turno, se han convertido en dueños de rutas, quinielas, peajes y hasta de vidas y haciendas de todos los ciudadanos paraguayos. Los amigos del presidente Fernando Lugo directivos de la empresa Sertran, en complicidad con el intendente de Ñemby, fueron denunciados por fabricar las infracciones de tránsito para recaudar.
La empresa Sertran Paraguay SA, en la que se asociaron los empresarios Petronio Muñoz y Raúl Meza (ex tesorero de la campaña proselitista de Fernando Lugo) hoy recauda millones en Ñemby por la instalación de cámaras para detección de infracciones de tránsito. La empresa fue creada el 19 de setiembre del año 2008, una semana después que Petronio Muñoz, uno de los directivos, visitó al presidente de la República, Fernando Lugo. Muñoz y un grupo de empresarios donaron US$ 1.000.000 para la campaña de Lugo, según el informe que brindó el mismo Jefe de Estado, tras la culminación de los comicios.
Tan escandalosa ha sido la repartija del botín que hoy un 65,7% de personas cree que el presidente Fernando Lugo incumplió su promesa de luchar contra la corrupción, según revelaron las encuestas, y a juzgar por la realidad de los hechos no faltan razones para desconfiar de pactos en las sombras con personeros de la oposición.
Serán estos sin dudas otros misterios más perdido en las tinieblas, como los intentos de estafa al estado sobrefacturando tierras, la desaparición de insumos por millonarias sumas en la misma presidencia de la república, las violaciones de las leyes que regulan la publicidad estatal, el encubrimiento de secuestradores y las ejecuciones extrajudiciales, los nombramientos de militares procesados por tráfico de estupefacientes en altos cargos castrenses, las concesiones fraudulentas de peajes y juegos de azar, jefes de la policía involucrados en ajustes de cuentas de la mafia del narcotráfico, los nombramientos de hijos encubiertos de Lugo en Yacyretá, las violaciones de tratados internacionales que atañen al mismo, el nombramiento de amantes en importantes puestos de la administración pública y otras delicias de la alegre pornocracia arzobispal.