Páginas vistas en total

viernes, 23 de abril de 2010

SECUESTRADORES Y TERRORISTAS DE FERNANDO LUGO


La última sacudida al gobierno de la Alianza Patriótica para el Cambio -liderada por Lugo- fue el secuestro del ganadero paraguayo Fidel Zavala, quien fue liberado tras permanecer 94 días esposado a un árbol, según testimonió. Los autores de este delito dicen formar parte de un grupo paramilitar denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
El EPP tiene en su haber 4 secuestros extorsivos (Edith Debernardi, Cecilia Cubas –hija del ex presidente de la república Raúl Cubas-, Luis Lindstron y ahora Fidel Zavala Serrati); 3 asesinatos comprobados (Cecilia Cubas y los policías Andrés Brítez y Óscar Noceda); más de 6 casos de asaltos y quemas de comisarías, destacamentos y estancias y hasta la colocación de una bomba en el baño del Palacio de Justicia.
Pero lo que realmente agrava la situación es la conocida vinculación que se plantea entre Fernando Lugo y los principales cabecillas del EPP.
Al menos tres de ellos, Manuel Cristaldo Mieres, Alcides Oviedo y Gilberto Setrini son ex seminaristas que comulgan con las ideas marxistas de la teología de la liberación, que según su propaganda proselitista, era profesada por el mismo Fernando Lugo. Lugo fue incluso maestro de ellos tres.
En repetidas ocasiones quienes hoy son miembros del EPP participaron de eventos tanto eclesiales como sociales junto al entonces obispo del departamento de San Pedro, y actual presidente de la república, existiendo una profusa documentación fotográfica y testimonial al respecto.
Mieres fue acusado por la Fiscalía y condenado por tener participación directa en el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas. Alcides Oviedo habría sido el “comandante en jefe del grupo”.
Cuando un periodista pidió a Lugo su opinión respecto al secuestro de Cubas en tiempos en que ella todavía estaba con vida, el cura-presidente respondió: “No sé, hay cosas más importantes de las que me tengo que ocupar”, intentando minimizar el hecho criminal.

ALIADOS POLÍTICOS
Los integrantes del EPP, y de una organización campesina considerada como su soporte, la Organización Campesina del Norte, también son conocidos como adeptos a Fernando Lugo, y durante la campaña proselitista se constituyeron en claves aliados políticos del cura, tanto en el plano local como en el internacional.
Los principales impulsores de la candidatura de Lugo en el exterior fueron exponentes del Partido Patria Libre residentes en Venezuela, entre ellos el recientemente fallecido Joel Cazal.
Es más, recientemente José Villalba, hermano de Carmen Villalba (quien cumple una condena de 18 años acusada de haber formado parte del secuestro de Edith Debernardi) y Osvaldo Villalba (líder del EPP, prófugo desde el 2001) declaró a un medio de prensa local que “todos hemos trabajado por la campaña electoral de Lugo, pero nos sentimos defraudados por la falta de cambios, por el pacto con sectores conservadores”.

MAS SECUESTRADORES AMIGOS
El 6 de enero del año 2009 el diario ABC color había publicado una nota donde el entonces vice-ministro Humberto Blasco afirmaba que no se beneficiarían del indulto del cura con hijos Fernando Lugo “los acusados de secuestro y violadores, además de delincuentes y criminales reincidentes”. Verificar:

http://archivo.abc.com.py/2009-01-06/articulos/484769/lugo-indulta-a-31-presos

Se informaba que de los 83 candidatos a ser beneficiados por la medida, finalmente unos 31 presos fueron indultados por el cura Lugo. Humberto Blasco hoy es ministro de Justicia.
A pesar lo afirmado por estas autoridades, entre los indultados por el cura Lugo en aquella oportunidad se encontraba un secuestrador y asesino confeso. Según informaba Ultima Hora, el mismo día (6 de enero de 2009) en que Blasco afirmaba en ABC color que no se indultaría a secuestradores, de la Granja Itá Porá salía en libertad el recluso Ricardo Chaparro, secuestrador y asesino del doctor Wenceslao Meza.

http://www.ultimahora.com/notas/185463-Cuatro-mujeres-fueron-beneficiadas-con-el-indulto-

La excepción con Chaparro se explicaba debido a que en otros tiempos se desempeñó como secretario del hoy ministro de Obras Públicas y violador del Tratado de Yacyretá Efraín Alegre, cuando éste presidía la juventud liberal de Lambaré.

UN GOBIERNO DE TERRORISTAS
Refuerzan las sospechas contra Lugo el hecho fácilmente comprobable de que muchos de los nombres más destacados en la actual administración de su gobierno son recordados por su asociación criminal en una banda delictiva -la OPM- que se pretendía revolucionaria, la misma acusación que hoy realizan a sus ex cofrades del EPP.
Según la ficha policial del influyente funcionario del Ministerio de Hacienda del cura Lugo, Raúl Monte Domecq Serratti, éste facilitó su vehículo para ser transportado el mimeógrafo robado del colegio Cristo Rey, además de efectuar relevamientos en zonas barriales para perpetrar robos y asaltos con los cuales munir de fondos a su organización criminal.
Antecedentes de la misma índole tienen otros de los funcionarios ubicados en puestos de responsabilidad por el cura con hijos, como Guillermo Brañas, Diego Abente Brun, Gustavo Codas, López Perito o Dionisio Borda, todos ellos relacionados con hechos de asaltos, secuestros y atentados contra las autoridades.

BAJUNERÍA Y TRAICIÓN
Considerando todo lo expuesto, sería difícil comprender la actitud del cura Fernando Lugo hacia un viejo amigo de infancia, compañero de lucha y aliado político para ganar las elecciones de abril del 2008, el hoy querellado Luis Aníbal Schupp.

Ello para quien no tiene en cuenta que la bajunería y la traición hacia sus seguidores ha sido una constante en la trayectoria política del cura . A sus compañeros de ruta, Lugo no duda un instante en dar un trato indigno y humillante, y la costumbre de destituir a sus ministros y altos funcionarios a través de mensajes de texto vía celular lo demuestra. El vilipendio, la puñalada por la espalda, el arrojar la piedra y esconder la mano han demostrado ser sus principales armas en este año y medio de gobierno, signado por la corrupción y los escándalos.

Para hacerlo, suelen alegarse motivos de necesidad, palabra que como decía De Geibel, es una palabra cómoda con que el culpable se quita de encima la culpa, para arrojar en el vacío toda soberbia y traición.

LOS TERRORISTAS DEL CURA

La decisión del cura Fernando Lugo de nombrar director de Itaipú a un ex terrorista que intentó asaltar a su propia madre en la década de 1970, sigue conmocionando a la sociedad paraguaya y avivando la ya desatada tormenta política en el principal partido que lo sostiene, el Liberal.

El destituido director de Itaipú, Carlos Mateo Balmelli, apenas llegado del Brasil, aseguró que el presidente Fernando Lugo actuó con cobardía al no “dar la cara” y comunicarle personalmente su remoción. “El no asumir una responsabilidad de esa naturaleza, demuestra cobardía”, expresó.

ASALTANTE Y SECUESTRADOR, DIRECTOR DE ITAIPU

Según su ficha de la OPM, el nominado por el cura Lugo para dirigir Itaipú, Gustavo Codas Friedman, a mediados de la década de 1970 elevó un informe a su organización para perpetrar un asalto contra su propia familia, describiendo minuciosamente la posible suma de dinero a ser retirado del Banco por su madre, para el pago a los cañeros y obreros de su ingenio azucarero. También delató el lugar donde se guardaba ese dinero y la forma en que era llevado al interior del pais.

También dio detalles de la guardia, horarios, direcciones y otros datos para que la OPM perpetre el atraco. En 1984, protegido por sus vinculaciones familiares con el régimen de Stroessner, que decidió entonces intervenir el “Banco paraguayo de Datos”, se exilió voluntariamente en Venezuela, y luego pasó al Brasil.

Codas también fue acusado en el Senado de ser un secuestrador, y de haber planeado el plagio de su propia abuela.

Según el senador liberal Alfredo Jaeggli, Codas quiso secuestrar a su abuela durante la época de la dictadura, y la señora le perdono porque tuvo compasión, intercediendo ante las autoridades de la dictadura militar para que pueda salir del país. Jaeggli remarcó que por ese motivo se fue exiliado al Brasil y fue allí donde le conoció al mandatario Ignacio Lula Da Silva, de quien finalmente fue un tiempo asesor político.

Fue criticado el hecho de que se de el nombramiento en momentos en que la ciudadanía se encuentra sensible por los recientes secuestros y otros hechos de inseguridad.

UN TERRORISTA MÁS
Gustavo Codas Friedman no es el único alto funcionario del gobierno luguista con antecedentes de esta naturaleza. De acuerdo a la ficha del actual ministro de Hacienda del cura Lugo, Dionisio Borda, en tiempos en que integraba la misma banda de Codas “regalaba dinero, máquinas, semillas” a campesinos para captarlos para la OPM. El dinero era obtenido a través de expertos enviados por las Naciones Unidas, Gerrit De Pager y Antonio Jaime Elizalde Hevid, de filiación “marxista”. Actualmente es el principal vínculo de los gobiernos paraguayos con la usura internacional, incluídos BID, World Bank y FMI.

Miguel Ángel López Perito, ministro sin cartera del cura Lugo, también tiene un pasado comprometido con la violencia y el crimen organizado. En otros tiempos, el mismo diario ABC color que promocionó a su grupo político Tekojoja, presentó a López Perito y otros de su entorno como peligrosos terroristas, con sus fotografías en la tapa.

Con nombres de guerra “c. Lino” y “c. Tencho”, tuvo a su cargo la misión de formar el “Frente de Barrios”, que debía ser integrado por seminaristas y miembros jóvenes de la Pastoral Juvenil. Debió participar del asalto planeado contra el Banco Holandés Unido. Realizó relevamiento en el colegio Cristo Rey, con el objeto de planificar el robo del sueldo del personal docente, para fondos de su grupo terrorista.

Apresado por la policía, delató a la mayoría de sus compañeros que fueron enviados a las cámaras de tortura gracias a su testimonio. Más tarde se convirtió en obsecuente instructor de esgrima de los más encumbrados personeros del régimen contra el cual “luchó”.

NO RESPETABA NI EL DINERO DE SU MADRE
La verdad de la milanesa es que el nominado para dirigir Itaipú para el gobierno del cura Fernando Lugo, Gustavo Codas, no respetaba ni siquiera el dinero de su madre, cuando integraba la misma banda delictiva de López Perito y Borda.

En el informe al grupo radicalizado al cual pertenecía, con el cual buscaba facilitar el asalto a su propia madre, Codas señalaba la ubicación de su propio domicilio, la vigilancia policial en sus cercanías, las dependencias de la casa y la hora más apropiada para que integrantes de la “OPM” realicen el asalto, con el cual buscaban hacerse de fondos para la banda.

En el informe con el cual pergeñaba el asalto a su propia madre, Codas señalaba: “Según tengo entendido, el dinero no está asegurado, pero no puedo confirmarlo aún”.

“Por otra parte el transporte de dinero se hace solamente en tiempo de zafra, es decir de mayo a octubre (más o menos), puesto que el resto del año hay poco personal, por lo tanto son cantidades mucho menores de dinero”.

Sobre el manejo, el personaje hoy nominado por el cura Lugo para manejar el multimillonario presupuesto de Itaipú, detallaba: “Se recibe una llamada del interior, donde se avisa sobre la necesidad de plata. Se fija fecha, y en la fijada, se retira del Banco (City Bank, Londres, Real o Brasil) el dinero, y se lo trae a la casa de familia ubicada en la esquina de Avenida España y la calle Boquerón.

Para el retiro de la plata, van una mujer y un chofer, y eventualmente otro empleado joven (epiléptico). En la casa se deposita el dinero generalmente en un débil armario, a la espera del piloto y el avión que vendrán a buscarlo”.

Más adelante especifica: “De ahí (la casa) se transporta de nuevo en auto la plata hasta el aeropuerto internacional, donde se embarca en un Cessna 170.Que yo sepa, no se usan armas. Frente a la casa hay vigilancia policial en un comercio, y además un “perro policía” suelto. La guardia se realiza en horarios en que no funciona la oficina”.

Este escalofriante relato del hijo pródigo a su banda delictiva, describiendo detalles útiles para asaltar a su propia madre, plantea la obligada interrogante: ¿Quién no respetó el dinero de su propia madre, sería capaz de respetar el dinero público confiado a su cuidado?