Páginas vistas en total

lunes, 12 de abril de 2010

FERNANDO LUGO SIGUE PERDIENDO APOYO POLÍTICO




El gobierno y de por sí políticamente débil del cura Fernando Lugo, sin repaldo en el Parlamento, y también enfrentado con los gobernadores, sigue perdiendo base política.

Ahora se suma un conflicto entre el movimiento 20 de abril creado por el secretario de Lugo, y el "Frente Guazú" que aglutina a los partidos de izquierda.

El Movimiento 20 de Abril, según su dirigente Roberto Paredes, reúne a mucha gente que “salió huyendo del Frente Guazú”, grupo que desencanta por representar “posturas que en América Latina se superaron hace décadas”, Así respondió el dirigente del M-20A, a Camilo Soares, quien calificó de “error” al movimiento liderado por Miguel Ángel López Perito, en una entrevista aparecida el fin de semana en la prensa.

Soares, dirigente del P-MAS e integrante del Frente Guazú, aseguró en la entrevista, que “fue un error haber lanzado el M-20A en esta coyuntura”, y que el movimiento “no tiene ningún futuro si no integra el Frente Guazú”.

El movimiento 20 de abril es la piedra de la división en el frente de gobierno, dado que insiste en instrumentar los "días de gobierno" de Lugo en el interior del país para realizar proselitismo.

El Partido Liberal se encuentra profundamente fracturado entre quienes siguen apoyando a Lugo por prebendas, y quienes propugnan la salida del gobierno.

El principal aliado colorado de Lugo, Luis Castiglioni, obligado por las circunstancias, también ha empezado a criticar al cura con hijos.